20 de noviembre de 2009 19:37 PM
Imprimir

El Congreso será la caja de resonancia del campo

La Mesa de Enlace discurrió sus diferencias internas y decidió relanzar el cuerpo intersectorial, que convocó a un acto el 10 de diciembre en apoyo a los 11 "diputados ruralistas" que llegan al Parlamento. La idea es acrecentar la representatividad de la Mesa en el tiempo, con una participación directa para lograr un nuevo programa agropecuario.

Cuando todo hacía suponer que era inminente una ruptura en la Comisión de Enlace por diferencias internas surgidas recientemente, principalmente por criterios que asumieron algunos miembros  frente al Gobierno nacional, los representantes del agro decidieron hacer un esfuerzo en lo humano y en lo gremial y relanzar el cuerpo intersectorial como un órgano de defensa de los productores agropecuarios que habitan a lo largo y a lo ancho de todo el país.
Para ello, decidieron convocar en El Rosedal (Palermo,  Buenos  Aires), el 10 de diciembre, a un acto en apoyo del nuevo Congreso nacional que quedará constituido a partir de ese día. Este encuentro fue confirmado luego de sortear algunas diferencias entre los integrantes de la conducción de la Comisión de Enlace, luego de la reunión que mantuvieron sus integrantes en la sede de la Bolsa de Cereales de Rosario.
En total son 11 los diputados relacionados directamente con el agro que asumirán el 10 de diciembre, y en ellos tienen centradas sus esperanzas los productores agropecuarios de todo el país. Este grupo de legisladores nacionales formarán, en cierta manera, un bloque multipartidario en apoyo al sector rural, sentenciaron desde la comisión agropecuaria.
En ese encuentro, Eduardo Buzzi fue muy claro respecto de su postura y sostuvo: "todo el agro debe continuar trabajando para que a partir del 10 de diciembre las políticas agropecuarias comiencen a vivir un nuevo tiempo con una fuerte participación del Congreso de la Nación, y seamos nosotros los propios productores quienes tengamos una voz en el recinto para defender los intereses del agro en su conjunto".
Lo que quedó en claro con este llamado es que todos apuestan a que en la medida que la Comisión vaya creciendo en el tiempo, alcance un  mayor grado de representatividad, comiencen a plasmarse hechos concretos en un nuevo programa agropecuario nacional, con participación directa del Congreso.
Buzzi sostuvo que los hombres de campo son lo suficientemente maduros como para dilapidar un capital que supieron ganar el año pasado, cuando se conformó la Mesa de Enlace.
El punto de partida fue sin dudas la puesta en escena de las retenciones móviles, el tema que consiguió unir a todo el abanico de productores en el orden nacional, tanto por el temor y el espanto. Nadie se olvida de esas medidas que llevaron inclusive a que sectores tan emblemáticos del agro argentino, como la producción de carnes, de leche, de maíz, de trigo y hasta de la misma soja pierdan competitividad.
Desde la Comisión de Enlace sostuvieron que el acto convocado tendrá como lema "El campo y la ciudad por la inclusión, la paz y la esperanza". De inmediato comprometieron su participación varias entidades gremiales, políticas, sociales y religiosas.
La situación entre el Gobierno y el agro se volvió a crispar cuando la Federación Agraria Argentina (FAA) entabló una demanda contra la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (Oncca) por haberles quitado la administración de las cartas de porte, lo que representaba un ingreso que tenía el sector para su propia subsistencia económica.
Además se le sumaron varias denuncias desde diferentes entidades gremiales por la entrega de subsidios en forma irregular de la Oncca a empresas fantasmas en el país que, tras las demandas correspondientes, se encuentran inmersas en el proceso de investigación por organismos judiciales.
No hay dudas que el escenario político será otro a partir del 10 de diciembre y los hombres de campo tendrán en el Congreso una caja de resonancia para sus reclamos.  También servirá para plasmar en leyes las iniciativas que beneficien al sector y a la sociedad en su conjunto.
Con el transcurso de los tiempos legislativos se podrá juzgar si realmente el papel que desempeñarán los "diputados ruralistas" darán un golpe positivo de timón sobre el actual rumbo en que se encuentra inmerso el campo argentino. La tarea no será fácil, pero la apuesta ya está hecha.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *