16 de septiembre de 2016 22:35 PM
Imprimir

Necrobacilosis bucal en neonatos porcinos

El corte de los colmillos puede ejecutarse en el término de las 6 horas después del nacimiento de los lechones. Si el procedimiento se realiza antes de ese momento predispone a la infección articular.

Artículo del Dr. José Manuel Lescay, profesor investigador y asesor técnico, República Dominicana.

Preocupante morbi-letalidad en post destete

Los lechones nacen con dientes caninos afilados en las esquinas de los maxilares superiores e inferior. Estos dientes pueden traumatizar las ubres de la cerda y la cara de otros lechones. La lesión cutánea puede propiciar la instauración de disimiles patologías entre ellas una epidermitis exudativa. La cerda puede negarse a amamantar si ha sufrido lesiones de este tipo.

El corte de los colmillos puede ejecutarse en el término de las 6 horas después del nacimiento, considerando que los lechones hayan ingerido cantidades suficientes de calostro. Si el procedimiento se realiza antes de ese momento predispone a la infección articular.

Recomendaciones básicas

Tener los corta colmillos afilados, de acero inoxidable y mantenerlo sumergido en un recipiente pequeño con antiséptico suave para la piel o líquido a base de yodo. Usar un cepillo de dientes para limpiar los instrumentos y guardar el corta colmillos en su caja cuando no se utiliza.

Lesiones fibrino-necróticas en cavidad bucal que se originaron precisamente al ejecutarse,
con mala practica, el descolmille

Procedimiento del descolmillado

Usar el mismo alicate para cortar dientes y colas, incrementará el riesgo de transmitir de Streptococcus suis de lechón a lechón.

Para cortar los colmillos se toma la cabeza del lechón con una mano y se introducen los dedos índice y pulgar junto a las comisuras labiales exponiendo los dientes. Con la otra mano y un alicate, se procede al corte con un golpe firme y rápido, cuidando de no lesionar ni las encías ni la lengua.

En lechones con fractura de colmillos se ha observado osteomielitis secundaria. El uso de pinzas o alicates en mal estado predispone a este tipo de injurias.

El corte completo del diente puede conducir a infección (pulpitis y gingivitis) por exposición de la cavidad de la pulpa o destrucción total del diente. Por lo tanto, el corte parcial es preferible al corte total, debido a que existe un menor riesgo de injurias hacia el lechón.

Cuando se comparan camadas a las cuales se les ha realizado el corte de colmillos con otras cuyos dientes permanecen intactos, es evidente que éstos últimos tienen una mayor habilidad para competir por los pezones, obteniendo mayores ganancias de peso y menor mortalidad pre-destete.

Se sugiere que en lechones con bajo peso al nacimiento no se practique el descolmillado hasta que alcancen el peso necesario.

Lesiones de carácter hemorrágicas encontradas durante las necropsias practicadas

Evaluación de caso autóctono

Proyecto porcino con sistema de producción en multisitios y flujo continuo. Una población compuesta básicamente por 1,200 reproductoras. Practican la inseminación artificial con semen obtenido de una dotación propia de verracos sementales. PRRS positivo estable, con eventos recurrentes de PED. Programas de vacunación preventiva que incluye: PCV2, micoplasma, PPC y Clostridium.

Se practica un programa de medicación estratégica en alimentos. Programa de atención y cuidados del neonato que incluye procedimiento de descolmille. Existe una deficiente bioseguridad.

Se refiere un notable incremento de la mortalidad en lechones neonatos en el término de las primeras 2 semanas de edad con signos de desmedro y cuya cifra sobrepasa el 15%.

Se procedió a la evaluación clínica integral en las diferentes camadas y la inspección externa de los cadáveres evidenciándose las siguientes anomalías:

– Acentuado deterioro orgánico

– Pelaje hirsuto sin brillo

– Deshidratación

– Procesos inflamatorios de carácter fibrino–necrótico que interesa mucosa gingival, encías, paladar blando y tonsilas.

Estas alteraciones tienen como punto de partida, sin lugar a dudas, una mala práctica durante el proceso de descolmille que además de ser séptico el acto se produjeron lesiones en mucosa gingival.

Toma de muestras para examen microbiológicoe

Lesiones macroscópicas

– Cianosis y eritemas cutáneos

– Hematomas subcutáneos

– Tumefacción de los ganglios

– Ictero generalizado

– Hemorragias muy dispersas en todo el sistema visceral

– Esplenomegalia

– Degeneración hepática y renal

Examen microbiológico

En las muestras tomadas de lesiones en cavidad bucal el laboratorio de re ferencia notifico el aislamiento e identificación bacteriana de E. coli y Staphylococcus aureus, coagulasa positiva.

Gram de la muestra presenta variada flora microbiana de morfología compatible con Fusobacterium necrophorum (anteriormente conocido como Spherophorus necrophorum). Se observó crecimiento de anaerobios en medios sernisólidos.

En el antibiograma, ambos agentes infecciosos fueron enfrentados a 19 antibióticos diferentes resultando sensibles a los siguientes: cefalexina, neomicina, amoxicilina, ampicilina y gentamicina.

Preocupante morbi-letalidad en post destete

Conclusión del caso

Las evidencias clínico-lesionales corroboradas y/o avaladas con los resultados obtenidos en él laboratorio a partir de especímenes tomados de las áreas de la cavidad bucal afectadas permiten establecer un proceso de necrobacilosis del lechón a partir de las condiciones adversas resultante de mala practica durante el proceso de descolmille.

A partir de entonces se instalan gérmenes bacterianos que complejizan el cuadro patológico, en especial Fusobacterium necrophorum. Según las circunstancias, las necrobacilosis pueden presentarse de forma esporádica o de forma epizoótica (enzoótica), y causar considerables prejuicios económicos.

A pesar de la gravedad implícita de este proceso, que imposibilita inclusive que el lechón pueda alimentarse con el desmedro subsiguiente. Este cuadro se complica con un estado septicémico y/o toxémico que da al traste con la vida.

Otra complicación seria la instauración de la denominada: rinitis necrótica que es una enfermedad respiratoria esporádica de los cerdos jóvenes caracterizada por acumulo de pus en los cornetes nasa les y necrosis del hocico causado por la bacteria Fusobacterium necrophorum, la vía de entrada del germen es el descolmille con pinzas desafiladas y por otras lesiones en el hocico.

 

 

Recomendaciones prácticas

Ejecutar el procedimiento de descolmille cuando realmente las circunstancias así lo recomienden en cada proyecto.

Cumplir con rigurosidad las medidas establecidas de buena practica para su ejecución, así como la asepsia e higienización tal como se expuso anteriormente.

En aquellos casos en que se produzcan incidentes con lesiones ocasionales en cavidad bucal proceder de inmediato a la aplicación de terapia correctiva

Fuente:

Publicidad