17 de septiembre de 2016 10:09 AM
Imprimir

Concluyó la cosecha del maíz 2015 con un retraso excepcional

La Bolsa porteña dio por finaliza la trilla del cereal. Al mismo tiempo, el INTA ya lanzó sus estimaciones y auguró un rinde récord para 2016/17.

Esta semana, la Bolsa de Cereales de Buenos Aires dio por terminado el ciclo del maíz 2015/16. Con retraso “excepcional”, tal como lo definieron los analistas que confeccionan semanalmente el Panorama Agrícola, se trillaron los últimos lotes que estaban desperdigados por varios zonas. Así, los número finales fueron que se cosechó un total de 3,4 millones de toneladas y una producción que orilló las 28 millones de toneladas.

Clarín Rural dialogó con los técnicos de la entidad para hablar sobre la conjunción de factores que generaron tan destacado atraso en las labores.

 

Martín López es el analista que se encarga del seguimiento del maíz cada semana. Dijo que, “la superposición de labores de cosecha de la campaña anterior en varias zonas mientras en otras, que son primicia, están sembrando se transformó en un hecho común de las últimas campañas”, señaló el técnico.

 

A pesar de esto, agregó que esta campaña es la que “mayor retraso” está registrando, considerando las últimas, porque se reunieron los factores de una gran área de maíz tardío y de segunda en la zona central del país, más los problemas climáticos que imposibilitaron la entrada en los lotes por una lapso destacado.

 

Asimismo, López sostuvo que lo atípico de la anterior campaña es que muchos zonas registraron atrasos, cuando lo normal era que los lotes más atrasados estuvieran en el sur bonaerense, la zona que más tardíamente siembra y la que tiene más dificultadas climáticas, alta humedad y baja temperatura, para trillas el cereal.

 

Según el analista, los retrasos y las complicaciones para recolectar el cultivo ya son una cuestión instalada en el maíz porque cambió el sistema de producción. Señaló que, “se extendió la ventana de siembra del cultivo por cuestiones de estabilidad de rendimiento, manejo o coyuntura pero también se abrió más ventana de siembra”.

 

Para concluir, destacó que, a diferencia de la campaña anterior que aproximadamente se implantó 40 por ciento de temprano, este nuevo ciclo de maíz, que ya comenzó en muchas zonas, se “estabilizará” en la superficie sembrada entre fecha de primera y tardía, sobre todo, por el potencial del primer caso.

 

Respecto al potencial, el INTA también ya brindó sus estadísticas. El Instituto estimó la cosecha alcanzaría su récord histórico con 40 M de toneladas y un aumento del 30 % del área sembrada.

 

Al respecto, el técnico de INTA Corral de Bustos, Juan Pablo Ioele, se refirió a la posibilidad de que la Argentina ocupe el segundo lugar en el mundo como exportador de maíz desbancando a Brasil.

“Al hecho de que se lo dejó de tratar como un cultivo caro, se le suman los paquetes tecnológicos que diseñamos, lo que permitió encontrarle la vuelta para que nuevos ambientes se incorporen a su siembra”, dijo.

Fuente:

Publicidad