23 de septiembre de 2016 00:46 AM
Imprimir

A mayor higiene, mayor eficacia

El uso de un detergente en gel es una solución para iniciar acciones inmediatas previo a la desinfección, garantizando que la superficie se encuentra completamente limpia para actuar con toda su capacidad para la que fue formulado.

Artículo de Mvz. Pablo I. Ochoa Martínez, asesor técnico en México de Bioprotexion de Cid Lines.

En la actualidad se ha creado una idea errónea de la utilización de agua a presión como la mejor forma de lavar los corrales o casetas de producción avícola lo que genera como consecuencia un incremento en horas hombre y desperdicio excesivo del agua.

El agua por sí sola, no contiene los elementos apropiados para desprender lípidos y proteínas que se adhieren en las superficies, tomemos en cuenta que debajo de esta capa rica en nutrientes, tenemos reservorios de virus, bacterias y hongos, los cuales podrían ser detonantes de los problemas que se presentan en la granja.

En la mayoría de los brotes nos preguntamos: ¿Cómo fue que tuvo acceso? Y la respuesta es tan simple, como el revisar el proceso de limpieza, lavado y desinfección que se está llevando a cabo actualmente; de esta forma se comprenderá que estos problemas los hemos venido arrastrando, acumulando y nutriendo en bacterias con el paso del tiempo, ya que les proporcionamos las condiciones apropiadas para fortalecerse e iniciar su proceso de infección.

Recurrentemente hemos escuchado la palabra BIOSEGURIDAD, de la cual existen varias definiciones, un ejemplo: “conjunto de medidas prácticas tomadas para prevenir la entrada de infecciones en la granja”, pero, ¿en realidad sabemos cómo utilizarla?; por otro lado, como definiríamos al conjunto de acciones para erradicar los agentes patógenos que cohabitan en la granja. Ya tenemos claro cómo evitar el ingreso de agentes patógenos a las unidades de producción.

Ahora iniciemos a tomar medidas para erradicar los agentes que se encuentran dentro de ellas.

Fig. 2. Espuma penetrando la suciedad

 

La granja la convertimos en una fortaleza, que en biología se conoce con el nombre de Biotopo, que es la forma en que las bacterias se adaptan al medio siendo cada vez más resistentes y con mayor capacidad de sobrevivir.

El uso de un detergente en gel es una solución para iniciar acciones inmediatas previo a la desinfección, garantizando que la superficie se encuentra completamente limpia para actuar con toda su capacidad para la que fue formulado.

 

Fig. 3. Imagen de una molécula de detergente envolviendo las partículas de suciedad

La gran ventaja que tiene el gel es el tiempo de contacto (ver fig. 4) y su capacidad de generar una espuma que permanece húmeda; y le permite realizar la detergencia (la remoción de un material no deseado de un substrato en cierto medio, generalmente con el uso de una fuerza mecánica y en presencia de una sustancia química que puede reducir la adherencia del material no deseado al sustrato) de forma más efectiva.

Fig 4. Factores que influyen en la limpieza
Fuente:

Publicidad