8 de abril de 2010 07:34 AM
Imprimir

Una nueva plaga amenaza a los cítricos

Con el nuevo 'cotonet', ya son ocho los patógenos foráneos detectados en la última década. El insecto deforma los frutos hasta hacerlos inservibles

Tras la localización en la zona de Quart de Les Valls de una nue­va plaga, la Asocia­ción Valen­cia­na de Agricultores (AVA-ASAJA) exige a la Gene­ra­­­litat que to­me medidas para erradicarla y evitar su expansión. La organización agra­ria re­clama igual­mente que se identifique y divulgue cuanto antes el nombre y características del nuevo in­secto, cuya presencia parece que se ha acotado a 2.000 hec­táreas situadas en Camp de Mor­­­vedre, entre la provincia de Valencia y parte de la de Cas­tellón. Al parecer, se trata de una nue­va cochinilla que comienza a de­formar los frutos ya en el cua­ja­do hasta ha­cerlos co­mer­­cial­men­­te inservibles. Con ésta plaga son ya ocho los patógenos foráneos que se han ins­­talado en la última dé­ca­da en la citricultura española. Ante el evidente caos exis­tente en cuan­to a las me­didas de con­trol de las im­por­taciones y a la política de seguridad fitosanita­ria, AVA-ASAJA prepara una po­si­­ble denuncia contra el Ministerio de Medio Ambiente, Me­dio Rural y Marino y la Comisión Europea (CE) en la que se le podría reclamar ‘daños y per­jui­­cios’ por las pérdidas ocasionadas a la citricultura española.

“No vamos a consentir que la Administración se salga de rositas otra vez y no asuma las consecuencias de su dejadez. La factura por las pérdidas que podría generar es­ta plaga así como las otras siete que se han detectado desde 1999 no la tiene que pa­gar también el ci­tricultor”, advierte el presidente de AVA-ASAJA, Cristóbal Aguado, quien insiste en que, a cor­­to plazo, “lo prioritario es erradicar rápidamente este nuevo ‘cotonet’ y asegurar que los tra­tamientos no los vaya a costear el citricultor”. Efectivamente y sin considerar la entrada de vi­ro­sis, bacteriosis u hongos también foráneos, en las últimas cuatro décadas son ya 16 las nue­vas plagas que se han detectado en la citricultura española. En la última década, sin em­bar­go, se ha confirmado el asen­tamiento de ocho de ésos patógenos. Con tales datos la me­­­dia consolidada entre 1999 y 2009 es preocupante: cada 15 meses entra una pla­ga.

Fue un delegado de esta organización agraria quien observó la anomalía de­tectada en una na­ran­ja. Se transmitió la información a la Conselleria de Agricultura, que tomó algunas me­didas cautelares e inició las investigaciones pertinentes, pero AVA-ASAJA des­co­noce si se ha informado de la plaga ya al Gobierno central. En un primer mo­men­to, los téc­ni­cos de la organización agraria atribuyeron los daños observados a un tipo de ‘co­tonet’ es­pe­­cial­men­­te agresivo. Con el tiempo y dadas las malformaciones en el fru­to apreciadas en todo ti­po de cítricos –naranjas y mandarinas- se concluyó que la plaga no estaba presente en la ci­tri­­cultura española y que lo más probable es que llegara en una partida ci­trí­co­la im­portada del cono sur.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *