24 de septiembre de 2016 12:14 PM
Imprimir

Brasil: sector porcino espera alcanzar las 700.000 toneladas en exportaciones

La Compañía Nacional de Abastecimiento de Brasil (CONAB) publicó recientemente las perspectivas agropecuarias para la temporada 2016/2017. Wander Fernandes de Sousa se encargó de hablar sobre las perspectivas para el sector cárnico brasileño. Escribe Nuria Martínez Herráez

Fernandes de Sousa destaca el importante rol que desempeña la nación en el mercado cárnico internacional: en producción porcina, se sitúa como cuarta potencia mundial, mismo puesto que ocupa en el ránking de exportación mundial.

En cuanto al consumo nacional, destaca que se abastece con el 85 % de la producción de carne de cerdo de Brasil.

 

 

Mercado internacional: lejos de las grandes potencias

En el mercado internacional, el informe destaca que a pesar de que la carne de cerdo es la más consumida a nivel mundial, Brasil se sitúa en el ránking mundial con una exportación en cantidades más modestas que los tres mayores exportadores mundiales (Unión Europea, EUA y Canadá). Hasta abril de 2016, Brasil exportó 670.000 toneladas, frente a las 2.600.000 toneladas que exportó la UE. Cabe destacar que la variación con respecto a las exportaciones de 2015 es positiva: un 6,9 % más.

El buen desempeño de las exportaciones durante el primer semestre de 2016 se debió en gran parte al aumento de importaciones de carne de cerdo de Rusia y China, principalmente por parte de la segunda nación.

Además la devaluación del real frente al dólar hizo que las carnes brasileñas se abaratarán en el mercado internacional, hecho que contribuyó a un aumento de la demanda por la carne brasileña.

En el mercado nacional, la carne de cerdo puede tener un aumento en el volumen de producción de alrededor de 3 % en 2016, según el informe.

 

 

Perspectivas de crecimiento exterior y retos para el sector

Las perspectivas para la carne de cerdo brasileña, según Fernandes de Sousa, indican que el sector productor de cerdo en Brasil espera alcanzar las 700.000 toneladas exportadas en 2016. Sin embargo, a pesar de todo, el escenario para 2017 es bastante limitado a causa de la escasez de maíz para la alimentación de los cerdos. De ahí que se espere una tendencia a reducir la producción.

Además, debido a los elevados de costos para los productores, éstos han adelantado el sacrificio de los animales: al llevar los animales con menor peso al frigorífico, la producción cárnica tiende a disminuir.

Como reto para la exportación, el informe destaca que la concentración y dificultad de acceso a nuevos mercados sigue siendo la mayor preocupación para el sector.

Fuente:

Publicidad