8 de abril de 2010 07:47 AM
Imprimir

Investigadores usan desperdicios para combatir bacterias patógenas de manera ecológica

La respuesta para reducir o eliminar bacterias como Salmonella y E. coli O157:H7 en el ganado bovino podría estar en productos de desecho que se han usado como parte de la alimentación del ganado lechero por décadas: cáscara y pulpa de naranja.

El Servicio de Investigación Agrícola del Departamento de Agricultura de Estados Unidos y la Asociación Nacional de Ganaderos (NCBA) del país han estado patrocinando un estudio que examina si los aceites esenciales en la cáscara y la pulpa de la naranja pudiera ser un ingrediente en el alimento balanceado para ganado bovino de engorda que combatiera la Salmonella y E. coli O157:H7 en el tracto digestivo de los animales. La primera fase de la investigación encontró que las ovejas que consumían este ingrediente como parte de sus dietas excretaban menos Salmonella.

Todd Callaway, un investigador microbiólogo de ARS y quien trabaja en el proyecto, explicó a CarneTec porqué espera que el estudio tenga resultados de grandes avances.

¿Cuándo y porqué inició el estudio?
Este estudio inició hace un año, pero el proyecto en si con las cáscaras y pulpa de naranja inició hace unos cuatro años. Es una de esas clásicas historias que inician platicando con amigos, y… básicamente bosquejamos un par de experimentos en una servilleta de papel, literalmente.

El proyecto entero inicia desde la alimentación del ganado y los efectos en su sistema inmunológico, hasta los hallazgos de que el aceite esencial se puede usar como un aditivo si las cáscaras de naranjas no se encuentran disponibles para enviarse a donde esté el ganado. Estamos tratando de entender qué sucede, porqué funciona y cómo podemos mejorarlo.

¿Porqué enfocarse en el potencial de los beneficios de agregar cáscara y pulpa de naranja a los piensos?
Crecí rodeado de ganado lechero en el estado de Georgia, y especialmente en el sur del estado alimentamos una buena cantidad de cáscara y pulpa de naranja porque es un producto de desperdicio de la industria citrícola. Esta práctica se ha realizado por más de 30 años. Es de buena digestión para los bovinos, pero nunca nadie pensó que podría ser un producto de valor agregado.

Estábamos hablando de manipular la fermentación intestinal y deshacerse de los patógenos, y nos desviamos a los aceites esenciales y otros fitocompuestos. Caímos en la cuenta de que los aceites esenciales están en la pulpa de los cítricos. Uno de mis colegas tenía información sobre cómo los aceites esenciales estimulan el sistema inmunológico. Todo se complementaba muy bien. Existía este compuesto que mataba a las bacterias, y ya se lo estábamos dando de comer a las vacas, es altamente digerible y mejora su crecimiento, está teniendo efectos en la población microbiana y estimula su sistema inmunológico. ¿Qué efecto tendría en los patógenos?

¿Porqué usar ganado ovino en el estudio, y porqué fue el impacto en la población de Salmonella el primer elemento estudiado? ¿Se espera que lo efectos en el ganado bovino, en relación con la E. coli O157:H7, sean similares o iguales?

La razón de usar el ganado ovino es muy simple: logística. Tenemos que destruir las canales, y las ovejas son mucho más pequeñas. Podemos quemarlas más rápido, lo que significa que podemos obtener unos cuantos más animales en un estudio que los que podríamos tener con ganado bovino.

En cuanto al enfoque en Salmonella, teníamos que asegurar que todo funcionaría –revisar doblemente cuánto comerían las ovejas del estudio. Siempre empezamos con el estudio fácil, el de menos riesgo. Siempre que trabajas con E. coli O157:H7 existe un riesgo. La Salmonella es menos peligrosa, así que practicas tu trabajo con la bacteria menos riesgosa para reducir las posibles fallas.

Los bovinos y los ovinos son un buen modelo uno del otro debido a la naturaleza de su estómago y a la manera en la que los alimentamos en el estudio. No es exactamente 100%, pero es 95% correcto.

Una vez que hayamos completado el estudio, la gente tendrá que ir a los corrales de engorda y ver lo que es real. Existen otros grupos y universidades que cuentan con corrales de engorda en sus instalaciones y pueden hacer un estudio en donde pueden observar a suficientes animales. La E. coli O157:H7 es una verdadera lata, porque se manifiesta de manera esporádica en animales, así que se necesita tener una gran número de animales involucrados en el estudio. Eso es algo de lo que mi unidad no es capaz. Hacemos la prueba del concepto y luego tratamos de pasárselo a alguien más.

¿Cuál sería la siguiente fase del estudio?
Estaremos iniciando el experimento de E. coli O157:H7 en esta primera semana de abril. Será exactamente el mismo estudio, solamente que usando E. coli O157:H7, y asegurándonos que la bacteria es susceptible a los aceites esenciales de la misma manera que la Salmonella. Llevará unas tres semanas o un mes el pasar por todo el estudio. Probablemente una semana después tendremos los datos de la E. coli O157:H7 y se los pasaremos a NCBA.

¿Tiene la esperanza de ver los mismos resultados con E. coli O157:H7?
Si, porque en estudios "in vitro" los productos de desecho de naranja fueron tan efectivos contra E. coli O157:H7 como contra Salmonella.

¿Existen otros subproductos naturales que pudieran ser explorados en el futuro y pudieran tener propiedades similares? ¿Cuáles son sus expectativas sobre el potencial del impacto a largo plazo de su investigación?
Creo que a largo plazo veremos que más engordas de ganado y lecherías estarán utilizando más de estos subproductos en la última fase de terminación, justo antes de que los animales se vayan a la planta de faena. Si podemos demostrar que los aceites purificados pueden funcionar como un aditivo en los alimentos balanceados, eso podría ser agregado en las raciones a lo largo del proceso.

Creo que esto estará penetrando la industria en un año más o menos. He escuchado por ahí que algunas engordas ya están haciendo pedidos de cáscara de naranja, basándose en los datos preliminares, así que es emocionante.

Creo que en estos datos. No es una "bala de plata"; no voy a decir que va a resolver los problemas de Salmonella y E. coli O157:H7, pero en nuestro modelo se están logrando reducciones de esos patógenos de 10 a 15 veces de la población antes de la intervención, lo que es una baja bastante significativa considerando el buen trabajo que realizan las plantas faenadoras para reducir Salmonella y E. coli O157:H7 cuando se encuentra en las canales. Podemos reducir lo que entra en la puerta del frente de la planta, y los procesadores pueden ser aún más efectivos contra lo que se tengan que enfrentar.

Vamos a investigar más fitoquímicos. Es una método muy ambiental –es algo que no daña el ambiente. Entre más cosas "verdes" como esta podamos hacer, mejor estarán la industria y los consumidores.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *