26 de septiembre de 2016 11:59 AM
Imprimir

Príncipe y Etchevehere fueron reelectos con apoyo del Gobierno

Presidirán Federación Agraria y Sociedad Rural por uno y dos años respectivamente. La relación con la Rosada.

Federación Agraria (FAA) y Sociedad Rural (SRA) hicieron una de manual. Ante el nuevo escenario político/económico por el que atraviesa el país, ambas entidades decidieron renovar los mandatos de sus presidentes por uno y dos años respectivamente.

Por el lado de Príncipe, los federados reconocen que logró algo muy complejo al controlar las feroces internas que históricamente se vivieron en los últimos años en la entidad centenaria que estuvo presidida por más de una década por Eduardo Buzzi.

El viernes pasado, en el marco del 104° Congreso Ordinario Anual de FAA en Rosario, Príncipe fue electo por tercera vez consecutiva acompañado en esta oportunidad por Ariel Toselli y Agustín Pizzichini como vicepresidentes primero y segundo.

Príncipe logró controlar las feroces internas de Federación Agraria y pudo mostrar llegada directa al Gobierno al ser recibido por el propio Macri en la Quinta de Olivos.

En el último mes, el presidente de FAA se aseguró el triunfo dado que, no solamente fue recibido por Mauricio Macri en la Quinta de Olivos, sino que también recibió el apoyo casi explícito por parte del ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile.

El propio Buryaile llegó a decir unos días antes de las elecciones en FAA que “Príncipe es un gran dirigente con el que se puede trabajar muy bien. Cuando tiene que protestar protesta y cuando está de acuerdo acompaña”, dijo a LPO el funcionario macrista.

Príncipe de inmediato devolvió el centro del formoseño tras el encuentro con Macri en Olivos: “Hemos tenido un espacio en el que pudimos expresarle al presidente muchas de las cosas que son preocupaciones para nuestra entidad”, remarcó.

Así, en la entidad federada esperan que estos buenos gestos entre la Casa Rosada y Príncipe se materialicen en medidas concretas. Los principales reclamos pasan por las economías regionales, la Ley de Semillas y las retenciones a los pequeños sojeros.

En este sentido, se sabe que FAA planteó al Gobierno la posibilidad de eliminar los derechos de exportación a productores de hasta 300 toneladas y crear un fondo anticíclico para las economías regionales. “Vamos a estudiarlo”, prometió Buryaile.

Por su parte, Etcehvehere inició su tercer mandato en la SRA, algo poco usual en la tradicional entidad cuyos presidentes suelen permanecer por el término de dos periodos de dos años cada uno (Hugo Biolcati y Luciano Miguens fueron los últimos).

 

El presidente Macri con Principe de Federación Agraria.

 

Etchevehere es uno de los principales aliados del Gobierno y se ganó la confianza de Macri. Pero dentro del gabinete hay quienes aseguran que representa un riesgo extremo respecto a algunos lineamientos que fijó Cambiemos en la campaña.

En este contexto, el titular de la SRA trabaja para posicionarse políticamente como una de las voces más importantes del agro, dejar atrás el sector y saltar a la política, lejos del perfil opositor que tuvo durante el kirchnerismo y ahora alineado al macrismo.

El protagonismo que tiene, a veces excesivo, despierta recelos en algunos funcionarios. Es que en diciembre Macri estuvo a punto de nombrarlo ministro de Agroindustria hasta que a último momento Alfonso Prat Gay lo convenció que elija a Ricardo Buryaile.

Etchevehere se quedó afuera del gabinete nacional por presiones del radicalismo, pero Macri nunca dejó de mostrarle su preferencia por La Rural con distintos gestos.

La sangre le quedó en el ojo a Etchevehere y no renuncia a sus planes de proyección política. Por un lado mira de reojo todas las acciones del Ministerio de Agroindustria y por el otro tiene un pie puesto en Entre Ríos donde aspira a alcanzar la gobernación.

Macri ha dado sobradas muestras de apoyo a Etchevehere. En julio, el presidente asistió al predio de Palermo junto a buena parte de su gabinete a una cena de festejo por el aniversario de la SRA donde se recordó su pedido para que apaguen la calefacción.

Esa escena se repitió en la inauguración oficial de La Rural el sábado 30 de julio. Hasta allí fue con Juliana Awada y su hija Antonia con quien jugó arriba de un caballo en la pista central de Palermo después de brindar un discurso que duró unos 20 minutos.

El apoyo de Macri a Etchevehere no fue solo con gestos políticos. También se dio a partir de una fuerte presencia oficial en la muestra de la SRA donde los principales bancos estatales y organismos vinculados al campo tuvieron su propio stand.

Como sea, de a poco Macri fue disimulando su preferencia por la SRA y no solamente recibió a Príncipe, sino que también asistió a una jornada realizada por Confederaciones Rurales (CRA) y la semana pasada se reunió con la cúpula de Coninagro.

Fuente:

Publicidad