8 de abril de 2010 08:39 AM
Imprimir

Expectativa por las divisas del agro mantiene ‘blindado’ al dólar

La noticia se conoció una vez cerrado el mercado de cambios. El embargo por u$s 105 millones de reservas del Banco Central (BCRA) por parte del juez Thomas Griesa no llegó a influir en la rueda de ayer.

El dólar se mantuvo estable en las pizarras del microcentro en $ 3,84 para la compra y $ 3,89 para la venta, mientras que en el circuito mayorista incluso retrocedió medio centavo hasta los $ 3,875. Básicamente, la expectativa del gran caudal de divisas que comenzarán a liquidar en estos días los exportadores le pone un freno a la demanda. “Nadie va a querer comprar más caro”, argumentaba un operador. Por lo pronto, lo que sí anticipan los cambistas es un mercado más cauteloso.

El efecto positivo de la reapertura del canje se había expandido hasta el dólar. De hecho, a días de cerrarse la operación, el dólar blue –como se denomina en la jerga al que comercializa en el mercado paralelo– volvió a ubicarse por debajo del precio del día de la divisa que cotiza en el circuito formal. Desde el último trimestre de 2009 que el billete negro que se consigue en las denominadas “cuevas” del microcentro y que negocian los “arbolitos”, no se conseguía más barato que el oficial. En febrero, incluso había llegado a estar entre siete y ocho centavos más caro que en las casas de cambio, cuando había alcanzado los $ 3,95.

Hasta la semana pasada, el spread también era negativo y denotaba una presión por parte del público. En las cuevas se negociaba un billete en $ 3,90, mientras que las pizarras de la city mostraban un dólar a $ 3,88.

Hoy se revirtió esa ecuación. El blue se desplomó a $ 3,875, mientras que el formal se ubica en los $ 3,89. En los bancos aseguran que este cambio de tendencia obedece al optimismo que se generó en torno al canje y consecuente rally de títulos públicos. Los operadores no perciben que el embargo vaya a quebrar la tendencia. “Quizás el dólar informal no siga cayendo, pero no vemos presión por parte del público”, explicaron en una entidad de primera línea.

Lo mismo auguran para el circuito formal. No sólo por la oferta que se espera del agro, si no también por el poder de fuego del BCRA. Ayer, si bien la noticia del embargo se conoció una vez cerrada la rueda, la entidad dirigida por Mercedes Marcó del Pont sorprendió vendiendo cerca de u$s 20 millones.

Algunos especularon con que en el organismo ya se conocía el dato y trataron de tranquilizar al mercado. Esto se sumó a una mayor presencia exportadora, aunque todavía no registra niveles demasiado altos.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *