29 de septiembre de 2016 01:05 AM
Imprimir

Tyson Foods retira más de 60 mil kg de “nuggets” de pollo por contaminación

La estadounidense Tyson Foods Inc., un establecimiento localizado en Sedalia, Missouri, está retirando 132 520 libras (60 mil 110 kg) de productos apanados de pollo (“nuggets”) cocidos que podrían estar contaminados con plástico, anunció el Servicio de Inspección e Inocuidad de Alimentos (FSIS) del Departamento de Agricultura de EE.UU. (USDA).   Los productos de “Panko […]

La estadounidense Tyson Foods Inc., un establecimiento localizado en Sedalia, Missouri, está retirando 132 520 libras (60 mil 110 kg) de productos apanados de pollo (“nuggets”) cocidos que podrían estar contaminados con plástico, anunció el Servicio de Inspección e Inocuidad de Alimentos (FSIS) del Departamento de Agricultura de EE.UU. (USDA).

 

Los productos de “Panko Chicken Nuggets” tiene una fecha de producción del 18 de julio de 2016. Los siguientes productos están sujetos a la retirada:

  • Bolsa de 5 libras (2,26 kg) que contiene “Tyson FULLY COOKED PANKO CHICKEN NUGGETS” con una fecha de vencimiento del 18 de julio de 2017 y código de caja 2006SDL03 y 2006SDL33.
  • Paquetes de 20 libras (9,07 kg) que contienen “SPARE TIME Fully Cooked, Panko Chicken Nuggets, Nugget Shaped Chicken Breast Pattie Fritters With Rib Meat” con una fecha de producción del 18 de julio del 2016 y código de caja 2006SDL03.

 

Los productos sujetos a esta retirada llevan el número de establecimiento “EST. 13556” y la fecha “Best If Used By” en la parte posterior del paquete. Las cajas de 20 libras (9,07 kg) fueron enviadas para uso institucional en Pensilvania y las bolsas de cinco libras llegaron a establecimientos comerciales en todo el país norteamericano.

El problema se descubrió tras la compañía recibir quejas de consumidores con respecto a contaminación de productos apanados de pollo (“nuggets”).

Según Tyson Foods, el material de plástico oscila entre 21 milímetros de largo y 6.5 milímetros de diámetro, el cual probablemente proviene de un tubo redondo de plástico utilizado para conectar una correa plástica de transferencia. La compañía dijo que los productos pasan a través de un detector de metales, pero esta tecnología no detecta el plástico.

No hay, hasta el momento, reportes confirmados de reacciones adversas por el consumo de dichos productos.

Fuente:

Publicidad