8 de abril de 2010 20:22 PM
Imprimir

Las conserveras españolas exigen a la Unión Europea más control sobre sus competidoras extracomunitarias

La Asociación Nacional de Fabricantes de Conservas de Pescados y Mariscos (Anfaco-Cecopesca) pidió hoy a la UE un refuerzo de los controles sanitarios, medioambientales, laborales y fiscales sobre sus competidores extracomunitarios para garantizar igualdad de condiciones en el mercado.

El secretario general de la organización, Juan Vieites, subrayó en un debate en el Parlamento Europeo sobre la reforma de la Política Pesquera Común (PPC) que la industria comunitaria "quiere competir", pero quiere que todos lo hagan "con las mismas normas y la misma vigilancia".Vieites recordó que un estudio elaborado hace dos años mostró que el 65 por ciento de los productos procesados de atún procedentes de empresas de fuera de la UE no cumplían con las estrictas reglas comunitarias en diversos ámbitos.Por ello, llamó a reforzar las inspecciones tanto en plantas de procesado como en los barcos para garantizar que las importaciones de materia prima y, en especial, de productos elaborados cumplan con todas las normas.Por su parte, los representantes de la Comisión Europea en la sesión insistieron en que los requisitos sanitarios y de otros tipos de la UE "son los más exigentes del mundo" y recordaron que en algunas ocasiones "han sido tachados de proteccionistas".Además, el Ejecutivo comunitario coincidió con las conserveras españolas en la importancia de las importaciones para garantizar la competitividad de la industria transformadora europea.En nombre de Anfaco, Vieites subrayó que las empresas de transformación deben tener asegurada materia prima en cantidad y calidad para poder competir en los mercados y alertó de que el sector es especialmente vulnerable a las alteraciones del suministro de pescado.Vieites recalcó además la necesidad de garantizar el futuro de "todos los eslabones" del sector pesquero y consideró que para ser exitosa, la PPC debe estar "totalmente asociada al mercado" y contar con reglas estables que faciliten la inversión.Por su parte, la Organización de Productores de Pesca Fresca de Marín (Pontevedra) alertó sobre la situación de los productores como consecuencia de los bajos precios del pescado en la venta en lonja y del aumento de los costes en los últimos años, sobre todo por la subida del precio del combustible.Según explicó en nombre de la organización Francisco Teixeira, "existe margen" entre los precios pagados en la primera venta y la final al consumidor para garantizar la supervivencia del sector y su sostenibilidad."Entre todos tenemos que lograr una forma de desarrollar esta pesca de forma sostenible", subrayó Teixeira, recalcando que no se deben perder los logros socioeconómicos y de calidad que se han ido consiguiendo.El debate celebrado en la Eurocámara se enmarca en los preparativos de la nueva política pesquera común, que Bruselas aspira a tener en funcionamiento en 2011 ó 2012.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *