9 de abril de 2010 07:01 AM
Imprimir

Aceite para que no suban las olas

Autoridades de la Cancillería asiática expresaron su "plena confianza" en una salida concertada. Senasa asumió el compromiso de revisar las partidas exportadas para evitar excedentes de solvente en el aceite de soja con destino a China

El vicecanciller del gobierno chino expresó su “plena confianza” en una rápida solución del conflicto comercial entre Argentina y el país asiático por las exportaciones de soja. Por su parte, la misión del Senasa en Beijing se comprometió ante su equivalente oriental a responder el cuestionamiento por el exceso de solvente en algunos embarques de aceite de soja crudo. Desde el gobierno nacional volvieron a rechazar las explicaciones que apuntan a las medidas antidumping y las licencias no automáticas como detonante de las tensiones en el vínculo bilateral. En el Ejecutivo destacaron que la única comunicación oficial china se refiere al exceso de solvente y que en ninguna notificación o canal formal se hizo referencia a las políticas paraarancelarias que afectan a una reducida porción de las importaciones de ese país.”Es normal que en el comercio internacional surjan problemas de este tipo. Tenemos que resolverlo a través del diálogo, basándonos en el principio de mutua conveniencia, desarrollando una colaboración pragmática”, expresó el vicecanciller chino, Li Jinzhang. A pesar del optimismo en las declaraciones del funcionario oriental, desde el gobierno nacional no las interpretaron como un guiño positivo sino como formalidad y cordialidad diplomática. En la misma sintonía, el embajador argentino en la capital china, César Mayoral, apuntó que “este es un tema que va a evolucionar favorablemente para todos. Es una cuestión para sentarse y discutir punto por punto”.La misión técnica del Senasa que viajó a Beijing para analizar la situación del comercio bilateral se comprometió a responder a la Aqsiq, su equivalente chino, la nota oficial por el exceso de solvente en el aceite de soja enviada el 29 de marzo. El equipo de trabajo que viajó a la República Popular China está encabezado por el vicepresidente del Senasa, Carlos Paz, y el embajador plenipotenciario de asuntos agrícolas, Carlos Cheppi. Los funcionarios deberán ahora analizar y preparar alguna propuesta de acuerdo para enviar a China. A su vez, los chinos se comprometieron a informar a Senasa con anticipación cualquier medida fitosanitaria que se disponga.La planilla entregada por el organismo chino recopila 214 análisis de embarques supuestamente procedentes de Argentina que superan el límite permitido de solventes. Fuentes oficiales señalaron que “ahora Argentina desarrollará una inspección grande para analizar por qué se registraron valores de solvente altos. En algunos casos son valores extraños, ya que están muy por encima del estándar de la industria local”. Precisamente, la ministra de Industria, Débora Giorgi, se volverá a reunir la semana próxima con los representantes del sector aceitero para comenzar a diseñar posibles adecuaciones en las normas de calidad.El acta que firmaron ambos organismos sanitarios incluye también la apertura del mercado chino para las peras y manzanas producidas en Argentina y avances en los protocolos para exportación de carne bovina al país asiático.A pesar de las complicaciones comerciales, en el gobierno argentino consideraron que las “exportaciones de aceite de soja crudo no están en riesgo”. Las poderosas empresas que exportan el producto desde Argentina –Bunge, Cargill, Molinos, Dreyfus, Nidera, AGD– concentran el 77 por ciento del total importado por el país asiático. La producción local de aceite de soja representa el 18 por ciento del total mundial y se produce con uno de los costos más bajos.Mayoral señaló que “oficialmente China no ha dicho que la Argentina haya puesto demasiadas trabas al comercio. Todo el mundo, sobre todo en momentos difíciles, trata de vender lo más que puede y de proteger lo que ingresa de afuera y puede dañar a su industria”. Desde Industria reiteraron que el conjunto de los productos sujetos a licencias no automáticas alcanza a menos del 16 por ciento del valor de la importación argentina de productos chinos

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *