3 de octubre de 2016 11:37 AM
Imprimir

Chile : El patrimonio ganadero aisenino y la necesidad de aumentarlo

El reciente Estudio Análisis de Alternativas de Modelo de Gestión para el funcionamiento de una Planta Faenadora de carne bovina en la región de Aysén elaborado por el Departamento de Ingeniería Industrial de la Universidad de Chile indica que es imprescindible para la instalación de esta Planta Faenadora, generar un acelerado crecimiento de la masa […]

El reciente Estudio Análisis de Alternativas de Modelo de Gestión para el funcionamiento de una Planta Faenadora de carne bovina en la región de Aysén elaborado por el Departamento de Ingeniería Industrial de la Universidad de Chile indica que es imprescindible para la instalación de esta Planta Faenadora, generar un acelerado crecimiento de la masa ganadera bovina.

La situación actual de este crecimiento incluso, mejorando la productividad forrajera y ganadera regional evidencia valores negativos. En el informe presentado por los investigadores de la Universidad de Chile don José Pablo Mingo y Mario Maino a la Comisión de Fomento Productivo del Consejo Regional de Aysén se indica que la masa ganadera bovina de la Región muestra una sustantiva caída en el curso de los últimos 15 años.

¿Cuáles son las causas de esta disminución de la masa bovina? Aquí surgen una serie de interrogantes. ¿Mayor extracción originada por un aumento de la población aisenina, debido a la disponibilidad de mejores ingresos de la misma que permite una mayor adquisición de productos cárnicos, por el beneficio en mataderos de la Región de hembras bovinas en buen estado de reproducción, por la salida de hembras bovinas de Aysén, por la inestabilidad de precios de venta de ganado, por la migración y recambio de la población de campo, por la débil aplicación de una sostenida política de incremento y mejoramiento de la masa bovina regional?

Es evidente que en la caída de la masa bovina regional existe un conjunto de estas causas que la originan.

Es lamentable asistir a este fenómeno de disminución de la masa bovina considerando el privilegio que tiene la Región dada su ubicación alejada de fuentes contaminantes, el estricto control sanitario que se realiza de ingreso de ganado, la preocupación por el buen estado sanitario del ganado a lo largo y ancho de Aysén y por la posibilidad de ganar espacios de colocación de carne bovina regional en exigentes mercados internacionales.

A muchos aiseninos les ha parecido extraña la salida programada de 1.700 hembras bovinas a Turquía, considerando la situación actual que presenta la ganadería bovina en la Región. Exportación de hembras que fueron especialmente seleccionadas y preparadas. Recuerdo que el Ministerio de Agricultura era muy cauteloso y estricto para impedir la salida de la Región de vientres bovinos; salvo que ellos presentaran problemas de infertilidad y a los cuales se les realizaba un estricto control. La atención era privilegiar el aumento de vientres bovinos en la región de Aysén.

De acuerdo a las cifras negativas de dotación de ganado bovino elaborado por el Departamento de Ingeniería Industrial de la Universidad de Chile surge no solo, la necesidad de impedir la salida de la Región de vientres bovinos, sino también incorporar volúmenes importantes de reproductoras en un Programa especial integrado al mejoramiento de la capacidad talajera predial.

En el mes de Agosto del año 2009, el Clúster  Ganadero, constituido  por un grupo de personas    (Ogana, A.G  Faga, Corriedale, representantes del Gobierno Regional de Aysén, Indap, SAG, Inia, Red de Crianceros de Aysén, Patagonia Beef and Lamb S.A., Consejo ARDP, Médicos Veterinarios y Feria Regional de Coyhaique), hicieron público un Programa de Desarrollo Tecnológico Ganadero cuyas metas, a partir del año 2015 establecían lograr un crecimiento del 80% para la masa bovina y de 120% en las ovinas en un Programa de 15 años de aplicación. Este Programa fue presentado al Consejo Regional (CORE), pero lamentablemente no tuvo financiamiento.

Presento estos antecedentes ante la evidente necesidad de privilegiar acciones de desarrollo que apoyen a tantos ganaderos de esta Región que anhelan mejorar su situación económica y social apelando al derecho y el deber que tienen como productores y ciudadanos aiseninos.

Fuente:

Publicidad