21 de noviembre de 2009 07:22 AM
Imprimir

El trigo va por más tecnología

En Venado Tuerto, Nidera mostró su desarrollo en variedades que combinan un alto rinde con mayor sanidad y calidad; se viene el cultivo resistente a imidazolinonas

VENADO TUERTO.- En "El Recuerdo", un campo cercano a esta ciudad, está la prueba de por qué el trigo sigue de pie, pese a todas las dificultades políticas y climáticas que sufrió en los últimos años. Aquí, Nidera tiene una especie de búnker tecnológico. En primera fila, está toda la tecnología disponible para el cereal, pero también se vislumbra lo que va a venir. Cuando a comienzos de la década la empresa irrumpió con los trigos baguette, lo hizo con la mira en potenciar el rinde. "Veíamos que los rindes promedios en la Argentina eran 2200/2500 kilos, cuando en Europa tenían 6000/6500 kilos en Francia o 7000 kilos en Inglaterra", recordó Diego Delger, gerente comercial de Nidera Semillas. "Desde que entró la genética francesa los rindes promedios a nivel nacional se incrementaron en más de un 50%", añadió. La genética vino acompañada por un paquete global de uso de fungicidas y fertilizantes que potenciaron el rinde. La empresa va por más en trigo. En este campo, entre otros materiales estaban algunas de sus variedades recientes. Entre otras, Baguette 9, un material disponible desde el año pasado. Es un ciclo corto-intermedio y surgió con la idea del reemplazo de B13 , su primer corto. "Incorpora 20% más de rinde y es para todas las zonas", comentó Gustavo Vrdoljak, gerente del programa de mejoramiento de trigo. En el caso del sur de Santa Fe y norte de Buenos Aires, es una variedad para sembrar a partir del 15 de junio; en el centro bonaerense y sudeste es para el 25 de junio en adelante. Tiene una resistencia a vuelco muy buena. Baguette 17 y B18 salieron esta campaña. Son de ciclo intermedio. B17 es más largo que B9 pero más corto que B11 (3/4 días menos). "Ambos superan a B11 en un 8/10% más de rinde", afirmó el técnico. Los dos productos son grupo II de calidad. Desde el año pasado también está B31, un intermedio-largo que reemplaza a B21 para el sudeste. Nidera pone el foco también en otros desarrollos clave. "Para 2011 vamos a tener disponible una línea que combina alto potencial de rinde con mayor tolerancia a enfermedades, principalmente roya de la hoja, y mejor calidad comercial", indicó Vrdoljak. Hoy, B11 es un producto "equilibrado" en rinde, calidad, sanidad y adaptación. Precisamente, sobre la base de esas características se está construyendo otro "piso". La línea con la que se trabaja, identificada momentáneamente en ensayos como BTK, suma en calidad comercial, respecto de B11, de uno a dos puntos más de peso hectolítrico y 1% más de proteína. Pero hay más: en calidad industrial se está proyectando 80/130 unidades más de W (fuerza panadera). Pablo Bergadá, director de Investigación y Producción, contó que para fusarium ya hay un gen (sobre tres genes) que se está incorporando a una variedad experimental. Evita la dispersión de la enfermedad en la espiga. "En dos años vamos a tener una variedad tolerante a la dispersión de la enfermedad", precisó. En roya se viene la resistencia a roya de la hoja y roya del tallo. Los CL, a la cancha Otra apuesta es el lanzamiento de los trigos CL (Clearfield), que saldrán con volumen comercial en 2011. Se trata del trigo con resistencia a imidazolinonas. Aquí, el técnico Claudio Santanna mostró la línea avanzada 1016 CL, de ciclo corto. Los CL (fruto de mutagénesis, no transgénesis) van a estar en Expoagro 2010. Con este producto se apunta a controlar situaciones problemáticas en el sudoeste, oeste bonaerense y La Pampa con malezas anuales como avena fatua y raigrás, entre otras. Se estima que esta variedad podría cubrir entre 600.000 y 800.000 hectáreas con problemas. Junto al trigo CL se destaca la tecnología TrigoSol, un herbicida de Basf. Según Daniel Rolón, responsable de Clearfield, la tecnología representa un salto. Hoy lo disponible para el control es el uso de un producto para malezas de hoja de ancha (como nabo, nabón y capiquí) más otro producto (un graminicida) para problemas de gramíneas. "Pero ahora lo que viene a partir del trigo CL es un solo producto que controla los dos tipos de malezas con una sola aplicación en posemergencia temprana (con malezas de 2 a 4 hojas)", señaló Rolón. La nueva tecnología va a permitir hacer trigo después de un girasol CL en años o zonas donde por falta de precipitaciones está la restricción de la siembra del cereal luego de un girasol CL si no se degrada el herbicida. Hoy la restricción es que llueva 300 mm desde la aplicación hasta los 90 días posteriores. Pero ahora no estaría el problema de residuos del cultivo anterior. Hay otra ventaja: se puede hacer un cultivo de segunda como soja o maíz de segunda porque es selectivo para soja y maíz CL. Por Fernando Bertello
Enviado especial
Tratamiento profesional en semillas VENADO TUERTO (De un enviado especial).- En materia de tecnología se conoció que Nidera y Bayer están realizando un desarrollo conjunto de ensayos que apunta a las ventajas del tratamiento profesional en semillas de trigo. Así como el maíz y el girasol ya vienen curados desde el semillero, la idea es que se pueda hacer lo mismo con el trigo. A modo de ejemplo, en el campo se estaban haciendo ensayos con Chúcaro, un producto de Bayer. Finalmente, en la jornada se sortearon premios del programa Líderes, que distingue a quienes reconocen la propiedad intelectual con la semilla certificada y fiscalizada en trigo y soja y el pago de regalías extendidas.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *