7 de octubre de 2016 02:23 AM
Imprimir

Brasil: fuerte caída de las exportaciones de manzanas y peras argentinas

Hasta 2014, Argentina fue el principal proveedor de manzanas de Brasil, representando un 43% del total de las importaciones, mientras que Chile representaba el 36%.

En 2016 la situación cambió drásticamente y Chile pasó a ocupar más del 70% de las importaciones brasileñas, cayendo la participación de Argentina a menos del 20%, con una caída en el volumen desde 42.000 toneladas en 2014 a 15.000 ton en 2016.

Por otra parte, si bien las peras argentinas siguen liderando las preferencias de importación de Brasil, han registrado fuertes caídas en 2015 y 2016, comparado con años anteriores.

Cabe mencionar que Brasil es el principal mercado para las exportaciones de peras y manzanas argentinas, con una relación comercial de más de 70 años, representando cerca del 35% del volumen total exportado. Es el mercado natural de exportación, por cercanía, afinidad y trayectoria, siendo el único accesible para exportadores pequeños, medianos y grandes, que opera durante los doce meses del año, lo que permite optimizar el funcionamiento de los packing y mantener la mano de obra ocupada en periodos de postemporada.

Desde el año 2003, las exportaciones argentinas a Brasil se desarrollan bajo un Sistema de Mitigación de Riesgo (SMR), para garantizar la ausencia de larvas vivas de la plaga Cydia pomonella (carpocapsa), lo que ha dado muestras de una alta efectividad, exportándose más de 8.000 camiones cada año.

A pesar de lo anterior, y por las desavenencias en la relación comercial general entre los dos países, periódicamente Brasil introdujo mayores exigencias y bloqueos temporales a las exportaciones argentinas, siendo el más grave en 2015, con la frontera cerrada por tres meses, alegando riesgo sanitario. Asimismo, se introdujo en el SMR un régimen de sanciones a los productores/exportadores ante la posible detección de larvas vivas, llegando hasta la prohibición de exportar durante el año en curso.

Estas últimas medidas provocaron una fuerte incertidumbre y temor en los exportadores argentinos, destinando la producción a otros mercados, aún con perjuicios económicos y comerciales. En otros casos, debido a las distancias a los puertos de embarque y la baja competitividad, los productores optaron por retirarse de la actividad exportadora. Los resultados de estas medidas se ven en la fuerte caída de las exportaciones en los últimos dos años.

La obligatoriedad de exportar bajo un SMR rige solo para Argentina, mientras que las frutas de Chile, Portugal y EE.UU., entre otros, no tienen esta exigencia y tienen la posibilidad de armar programas de embarques periódicos y certeros, trabajando con supermercados en forma directa.

Los productores y exportadores de peras y manzanas argentinos consideran de vital importancia relanzar y fortalecer las relaciones comerciales bilaterales, con el fin de recuperar el flujo histórico de comercio frutícola, agilizando y simplificando el actual Sistema de Mitigación de Riesgo, que le dé las garantías sanitarias adecuadas al país comprador, la seguridad y competitividad perdida a la producción argentina.

Asimismo, se considera fundamental que el Mercosur avance rápidamente en los acuerdos comerciales con la Unión Europea, India y otros bloques o países, para la eliminación de trabas sanitarias y arancelarias a las exportaciones de manzanas y peras producidas en Brasil y Argentina.

Los exportadores argentinos reclaman que se profundicen y agilicen las gestiones para volver a ocupar el lugar histórico que han tenido las exportaciones de peras y manzanas a Brasil y puedan acceder a otros importantes mercados.

Según las estadísticas de comercio exterior de Trade Map, en 2015, China y Estados Unidos ocuparon los dos primeros lugares como proveedores mundiales de manzanas frescas. Chile ocupó el quinto lugar y Argentina el dieciseisavo. Los principales destinos de las exportaciones chilenas fueron Estados Unidos (USD 89,8 millones), Colombia (USD 64,6 millones) y Taiwán (USD 53,3 millones). Brasil ocupó el octavo lugar de destino de las manzanas chilenas con un monto de USD 29,3 millones. En el caso de las peras frescas, los principales exportadores del mundo fueron en orden de importancia: China, Países Bajos y Argentina. Chile ocupó el octavo lugar.

En 2015, Brasil fue el segundo mayor importador mundial de peras, siendo sus principales proveedores Argentina con USD 105,9 millones y Portugal con USD 27,3 millones. Chile ocupó el cuarto lugar con USD  4,3 millones exportados.

Según datos de la Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (Odepa), durante los 8 primeros meses de 2016 se han exportado 59.347 toneladas de manzanas frescas a Brasil, por un monto de USD 45,9 millones, ocupando el tercer lugar de destino. Durante este mismo periodo, las exportaciones de peras chilenas a Brasil alcanzaron las 2.758 toneladas, por USD 2,8 millones, ocupando el lugar número 18 como destino para esta especie frutal.

Fuente:

Publicidad