10 de octubre de 2016 15:35 PM
Imprimir

España : Bajos stocks de vino anticipan una óptima campaña comercial

Las bajas existencias de vino en España y la caída de producciones en otros países parece anticipar una buena campaña de comercialización, a pesar de las incertidumbres

Stocks de vino inferiores a la media de las cuatro últimas campañas en España, producciones de gran calidad en esta vendimia, con carácter general, y las menores cosechas previstas en varios países europeos dibujan un escenario positivo de la comercialización para el ejercicio 2016-2017. Los grandes grupos bodegueros han aplicado varias subidas de precios por la uva, mejorando también la rentabilidad para el agricultor, que se suma a una corriente de inusitado optimismo.

La exportación de vino se mantiene fuerte y será clave para lograr beneficios y sortear el estancamiento de la demanda nacional, aunque la ralentización del comercio mundial en su conjunto, los obstáculos geopolíticos, logísticos y financieros, y la evolución de las divisas son factores de incertidumbre para los operadores.

 

 

Infovi

Por lo que respecta a los stocks, el recientemente inaugurado Sistema de Información de Mercados del Sector Vitivinícola (Infovi) muestra que durante la campaña 2015-2016, a 31 de julio, se situaban en España en 30,5 millones de hectolitros, de los que 29,16 millones corresponden a vino y 1,34 millones a mosto sin concentrar. Castilla-La Mancha, la principal región productora, alcanzó los 8,6 millones de hectolitros, tras una reducción del 17 %.

Sobre las expectativas para la cosecha actual, distintas fuentes estiman que la vendimia se saldará con 41,5 millones de hectolitros de vino y mosto en nuestro país, inferior a los 44,3 millones de la campaña anterior, aunque la falta de agua condicionará el resultado. Se espera menor cantidad en Francia (-10 %), Portugal (-6 %), Chile, Argentina o Sudáfrica, aunque en Italia crecerá ligeramente y también mejorarán sus estadísticas Australia y Nueva Zelanda.

 

En el ámbito agronómico, son muchos los territorios que continúan la vendimia, como en Castilla-La Mancha, donde la actividad ha permitido una drástica reducción del paro agrícola; otros han terminado ya hace tiempo de recoger las uvas o lo harán en breve.

Fuente:

Publicidad