11 de abril de 2010 10:58 AM
Imprimir

“La ONCCA no trabaja para la próxima Hilton y su inoperancia no permitirá cumplir ni con la actual”

"Las versiones periodísticas que daban cuenta de la distribución de la cuota han sido sólo eso, ya que la notificación que recibieron las empresas no es el 'acto administrativo de autoridad competente' que produce efectos jurídicos", indicó CICCRA…

En su informe mensual, la Cámara de la Industria y Comercio de carnes y derivados de Argentina (CICCRA), apuntó contra el organismo de control comercial agropecuario, la ONCCA, porque –afirma- “no comenzó a trabajar para la distribución de la Cuota Hilton 2010/11”, además de que “por su inoperancia ni siquiera se llegará a cumplir con la exportación de las 28.000 toneladas pautadas”, lo que perjudicará en primera instancia a las empresas frigoríficas, y en segunda, al resto de las actividades. “Las versiones periodísticas que daban cuenta de la distribución de la cuota Hilton han sido sólo eso, versiones periodísticas, dado que la notificación que recibieron las empresas y los grupos no es el ‘acto administrativo de autoridad competente” que produce efectos jurídicos. Consecuentemente, NO genera derecho a exportar Cuota Hilton como “adjudicatario”. En cambio, sólo se trata de una “precalificación” concursal emitida por el “tribunal de evaluación”, explicó el informe.Producción de carne. Las estimaciones de la Cámara muestran que en febrero la faena se ubicó por debajo del millón de cabezas. En total se habrían faenado 965 mil cabezas, lo que arroja una caída de 12,3% mensual y una baja de 20,8% interanual.En la actualidad la caída de la actividad de la industria frigorífica está explicada por la escasez de hacienda, debido a dos motivos principales: 1. La intensidad del proceso de liquidación de hembras que se verificó desde finales de 2006-principios de 2007 en adelante, lo que redujo el stock de madres y, por lo tanto, la parición de terneros; 2. El impacto de la sequía 2008-2009 que forzó la venta de hacienda en general (lo que acentuó la contracción del stock de madres) y que repercutió negativamente en los índices de preñez y de parición (acentuando la falta de terneros/as).”En forma sistemática veníamos señalando que los niveles extraordinariamente elevados de faena que se registraron en 2007-2009 no iban a poder sostenerse en los siguientes ejercicios, ya que no eran producto de mejoras en la eficiencia productiva (preñez, parición, destete, etc.), sino de una progresiva reducción del rodeo vacuno”.NúmerosSegún el informe, en el primer bimestre del año la participación de las hembras en la faena total se mantuvo en niveles elevados. Si bien es cierto que descendió con relación a los picos alcanzados en iguales períodos de 2008 y de 2009 (49,6% y 49,3%, respectivamente), en el primer bimestre de 2010 la participación de las hembras se ubicó todavía en torno a 46,5% del total. Es decir, un guarismo sensiblemente inferior a los de años anteriores, pero aún muy elevado para poder afirmar que ingresamos en una fase de retención de hembras.En el primer bimestre de 2010 la producción de carne vacuna se ubicó en 445.783 tn r/c/h y experimentó un retroceso de 18,7% con relación al mismo bimestre de 2009.”Con esta realidad en la mano y diagnósticos incorrectos acerca de los factores que desencadenaron la escasez de hacienda y el proceso de aceleración inflacionaria en marcha, fue que el Gobierno nacional decidió avanzar nuevamente sobre la operatoria exportadora en el último mes. Claramente, el objetivo perseguido es el de recomponer la oferta en el mercado interno, reasignando volúmenes que se iban a volcar a los mercados externos, con el fin de restar presiones inflacionarias, teniendo en cuenta la importancia que este producto tiene en la canasta de gastos de los hogares”.No obstante, la caída de la producción total hizo que el consumo por habitante retrocediera desde 69,8 kilogramos/año en enero-febrero de 2009 hasta 55,2 kilogramos/año en enero-febrero de 2010 (-20,9% interanual).

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *