12 de octubre de 2016 11:31 AM
Imprimir

Crisis en la industria frigorífica: bajó 7,8% la faena bovina

La caída del consumo de carne y la competencia desleal afectan la actividad.

La industria de la carne no se recupera. Según un informe del Consorcio Exportador de Carnes Argentinas (ABC, por sus siglas en inglés) la faena bovina se redujo 7,8 por ciento en septiembre pasado respecto de agosto.

A su vez, en el acumulado anual, en el período enero-septiembre, la faena retrocedió 8% en comparación con el mismo período de 2015. Por su parte, la Cámara de Industria y Comercio de Carnes y Derivados de la República Argentina (Ciccra) señaló que la caída de la faena en ese período llegó al 11,1 por ciento.

Este retroceso en la faena se debe al descenso en el consumo interno de carne, a que la exportación no se recuperó en los niveles esperados y a la menor oferta de hacienda.

En un año el precio promedio de la carne aumentó 44%, según datos del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (Ipcva), Así, el consumo interno estuvo en 55 kg. por habitante/año promedio, cinco kilogramos menos que en 2015.

Las exportaciones, a su vez, tuvieron una leve recuperación de 11,8% y llegaron a 9,25 por ciento, informó Ciccra.

Respecto del comportamiento de la industria en septiembre pasado, el informe del ABC señala que la faena alcanzó las 950.000 cabezas y que, comparada con igual mes de 2015, fue 13% inferior.

Según el directivo, las dificultades de los frigoríficos se deben “al elevado nivel de informalidad que hay en la cadena y a la baja competitividad respecto de los países de la región”. Otro factor que complica a los frigoríficos es la baja del precio del cuero, el principal subproducto de la industria.

Para comenzar a combatir la competencia desleal, los industriales frigoríficos le propusieron al Gobierno blanquear los operadores marginales y reducir la presión impositiva a la actividad formal.

Respecto de la recuperación de la competitividad, el ABC pidió reinstaurar los reintegros a la exportación para la carne, suspendidos en 2005.

La única buena noticia que tiene el negocio del ganado y de las carnes es que se mantiene el proceso de retención de vientres: los ganaderos venden menos vacas porque quieren aumentar la producción. El indicador que marca esta tendencia es la faena de hembras, que se ubicó en 41,5%. “En lo que va del año, la contribución de hembras ha decrecido un 10%, lo que daría indicios de un proceso de retención de vientres”, dijo Ravettino.

 

 

 

Indicadores sin retroceso

-5 kg Habitante año

Fue la baja del consumo de carne en septiembre..

 

950.000 Cabezas

Fue la faena de septiembre, 13% menor que en 2015

 

44% Precio

Fue la suba promedio de la carne en el último año

Fuente:

Publicidad