12 de octubre de 2016 10:24 AM
Imprimir

La faena vacuna se contrajo 11,1 por ciento interanualmente

Se conoció ayer el informe mensual de la Cámara de Industria y Comercio de Carnes y Derivados de la República Argentina, donde se reclama por un ordenamiento de la informalidad dne le sector, orientado al mercado interno, que trae aparejada pérdida de condiciones sanitarias elementales, evasión previsional, fiscal y explotación de los operarios de las […]

Se conoció ayer el informe mensual de la Cámara de Industria y Comercio de Carnes y Derivados de la República Argentina, donde se reclama por un ordenamiento de la informalidad dne le sector, orientado al mercado interno, que trae aparejada pérdida de condiciones sanitarias elementales, evasión previsional, fiscal y explotación de los operarios de las pseudo-cooperativas.


El sector en su conjunto continúa esperando que el Ministro de Agroindustria logre recuperar las funciones de la ex ONCCA, las que aún se mantienen en el limbo jurídico pergeñado por la administración anterior, para controlar la evasión y las inconductas comerciales.


En setiembre la faena total volvió a ubicarse por debajo del millón de cabezas y, en consecuencia, la mejora observada en agosto se constituyó en algo temporario. En total se faenaron 948 mil cabezas de ganado vacuno, lo que implicó una caída de 11,1% interanual.


La fase de retención de vientres continuó su curso, manteniéndose en 41,5%. Al igual que en los dos meses previos, la faena de hembras mostró una caída menor a la de los machos (-7,3% vs. -13,7% anual), hecho este que nos hace presuponer que el peso de faena aumentará fuertemente en el último tercio del año.


En el acumulado del año se faenó un total de 8,60 millones de cabezas de ganado vacuno, es decir 6,8% menos que en igual lapso del año pasado. En este caso, la participación de las hembras en la faena total se ubicó en un promedio de 40,7%, es decir 1,1 puntos porcentuales por debajo del promedio observado en enero-septiembre del año pasado.


En setiembre de 2016 la producción de carne vacuna apenas alcanzó a 214 mil tn res con hueso (tn r/c/h), ubicándose 11,3% por debajo del nivel verificado en setiembre de 2015. Y al considerar el acumulado del año, la producción totalizó 1,94 millones de tn r/c/h, lo cual implicó una retracción de 6,3% anual. En el noveno mes del año, la faena total volvió a ubicarse por debajo del millón de cabezas y, en consecuencia, la mejora observada en agosto se constituyó en algo temporario, con 948 mil cabezas de ganado vacuno, mientras que en términos absolutos, se faenaron 119.000 cabezas menos que en setiembre de 2015.
En el período enero-setiembre de 2016 la producción de carne vacuna se retrajo el 6,3% anual. Es importante señalar que la totalidad la caída se explicó por el retroceso de la faena. En términos absolutos, la producción cárnica descendió en 130 mil tn r/c/h con relación a enero-setiembre de 2015.

Consumo y ventas

El consumo interno absorbió 90,75% del total, es decir 1,76 millones de tn r/c/h en nueve meses. Se observó una caída de 7,8 por ciento interanual.


El consumo per cápita de carne vacuna quedó en 54,8 kg anuales en enero-septiembre de 2016, lo que significó un retroceso de 8,7% interanual. En cambio, el promedio móvil de los últimos doce meses se ubicó en 55,7 kg/hab/año en el noveno mes del año, lo que implicó una baja de 6,8% anual.


Las exportaciones habrían ascendido a 179,6 mil tn r/c/h, registrando un alza de 11,8% anual. De esta forma, su participación en el total habría llegado a 9,25% de la producción total. Las ventas externas certificadas por el Senasa durante agosto de 2016 ascendieron a 14.124 toneladas peso producto (tn pp), alcanzando el segundo volumen más alto del año (el pico correspondió a mayo: 14.842 tn pp), y en términos interanuales resultaron 29,6% mayores a las del mismo mes del año pasado.


Al considerar los primeros ocho meses del año las ventas al exterior de carne vacuna se ubicaron en 96.188 tn pp, los ingresos por estas exportaciones llegaron a 690,3 millones de dólares aproximadamente en enero-agosto de 2016, ubicándose 11,8% por encima en términos interanuales.


China se consolidó como el primer comprador de carne vacuna argentina. En los primeros ocho meses del corriente año se enviaron a China 32.008 tn pp, es decir 10,5% más que en igual período del año pasado. De esta forma, China concentró 39,3% del total de cortes congelados y frescos extra Hilton exportados y un tercio del total exportado de carne vacuna. Luego se ubicó Chile, con un volumen total de 15.467 tn pp (-4,9% anual; 19,0% del total). Israel adquirió un total de 13.507 tn pp (11,4% anual; 16,6% del total). A Rusia se embarcaron 6.883 tn pp en enero-agosto de 2016 (8,4% del total; -34,1% anual). Y detrás de los 4 líderes aparecieron Brasil y Alemania, con exportaciones por 3.626 tn pp (4,4% del total; 15,8% anual) y 2.956 tn pp (3,6% del total; -27,2% anual), en términos respectivos.


El precio de la hacienda en pie subió otro 3,6% en setiembre y alcanzó un nuevo máximo histórico (nominal), al ubicarse en $ 26,03 por kilo vivo. Nuevamente, la suba fue traccionada por las vacas, que tuvieron un alza estacional de 6,1% mensual ($ 20,06 por kilo vivo), y por los toros (4,2% mensual; $ 20,18 por kilo vivo). Las demás categorías acompañaron el proceso, pero a mucha menor velocidad, e incluso los novillos y los MEJ volvieron a mostrar descensos en sus valores promedio.


Los novillitos, las vaquillonas y los terneros registraron aumentos de 1,1%, 1,0% y 0,9% promedio mensual, respectivamente, en sus precios. En tanto, los novillos registraron una corrección a la baja de sólo 0,1% y los MEJ hicieron lo propio en 2,3%


Al medirlo en dólares estadounidenses, el precio promedio por kilo vivo mostró una suba de 2,0% mensual, llegando a 1,723 dólares por kilo vivo. La suba del precio en pesos fue acompañado parcialmente por el alza de la cotización en pesos del dólar norteamericano, que aumentó 1,5% entre agosto y septiembre.


Los precios en el mostrador mostraron un alza mucho más moderada que las carnes porcina y aviar, 1,2% mensual vs. 6,5% y 3,3%, respectivamente. Durante setiembre el precio de la carne porcina se encareció 5,3% con respecto a la carne vacuna y 3,1% en relación a la carne aviar.


Al comparar con un año atrás surge que la carne vacuna fue la que más subió de precio (44,5%), seguida por la carne aviar (39,8%) y más lejos por la carne porcina (30,5%).

Fuente:

Publicidad