12 de abril de 2010 15:45 PM
Imprimir

Con miras al futuro : Apicultura en Paí Kuará

Apicultura de largo plazo es la que lleva adelante la Estancia Pa'í Kuará. De la mano de la bióloga Gaudencia Anaya Secco la actividad se está fortaleciendo y tiene proyectos ambiciosos. La tarea se desarrolla preservando la naturaleza, ya que cuenta con un programa de reforestación que le permitirá producir varios tipos de miel.

Dedicación constante y la pasión por la naturaleza está haciendo posible una apicultura empresarial sustentable y con proyectos a largo plazo en la Estancia Pa’í Kuará en el departamento de Amambay.

La explotación apícola se inició hace 5 años con Gaudencia Anaya Secco, una bióloga que llegó a Paraguay hace 36 años del vecino país Brasil a apostar por el desarrollo sustentable de la mano con la naturaleza.

La apuesta por la producción de miel de abeja es a largo plazo. Desde que empezó tuvo buenas y malas, pero hasta ahora produce 5 variedades de miel. La idea es seguir sumando variedades y producir otros productos apícolas.

La productora actualmente trabaja con su hija Aloise Secco Caetano en la actividad, ambas están enteramente involucradas con la apicultura. Gaudencia toma la apicultura como parte del conjunto de tareas que está desarrollando a favor de la naturaleza, como son la reforestación y recuperación de los manantiales.

Negocio con potencial
La productora afirma que mira la apicultura también como un negocio con potencial para la empresa ganadera, ya que están encarando la reforestación con diferentes especies, con lo cual pueden lograr una apicultura rentable y a gran escala. Actualmente la empresa tiene 800 hectáreas de reforestación, la idea es hacer unas 3.000 hectáreas más para lograr 10.000 hectáreas de bosques en el estableciemiento.

Actualmente Pa’í Kuará tiene 200 colmenas en producción. El objetivo es llegar a 700 colmenas en producción de aquí a 5 años. “Nuestro emprendimiento es a largo plazo. Nuestro proyecto fue estabilizarnos en 5 años y 5 años después tener un tope de autosuficiencia en producción y financiera”, dijo.

La productora afirmó que este año la producción fue mala, como consecuencia del factor climático. El año pasado por la sequía la producción se redujo a la mitad del año anterior y este año a menos de la mitad, por las lluvias y las tormentas. No hubo frío y llovió durante todo el año lo cual desarrolló una gran población de insectos, que se comieron las flores. No obstante espera tener buena cosecha en abril.

En épocas normales realiza cosecha durante seis meses en el año, desde noviembre hasta abril. Este año no hubo cosecha en noviembre ni diciembre. Recién desde enero hubo un poquito y la expectativa ahora es abril, porque actualmente hay una floración buena.

Mejora constante
Pa’í Kuará sigue evolucionando en la producción, en la misma estancia se fabrican una serie de elementos necesarios para desarrollar la actividad. Actualmente terminó la instalación de la sala de procesamiento y el laboratorio, solo falta la habilitación del Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal (Senacsa) para ponerla en funcionamiento.

Anaya Secco comentó también que a través de la Unión Paraguaya de Apicultores (UPA) y el profesional Carlos Escobar, con basta experiencia en Paraguay, están en una evolución constante.

Nueva estrategia
Mencionó que desde abril empezará a instalar las abejas en la reforestación, de la Cassia, porque este árbol tiene un néctar extrafloral que da una sustentabilidad buenísima para la invernada. “Nosotros pretendemos tener una miel distinta con sabores diferentes y con valor agregado. Creo que con la vegetación que podemos hacer 10 sabores diferentes. Ahora, a partir de abril y mayo ya voy a tener mi laboratorio para el análisis clínico. A partir de eso en el laboratorio voy a tener la posibilidad de identificar si la miel es uniflorar o es una mezcla”, destacó la bióloga.

La firma implementa un sistema de trazabilidad en su colmena. Todos tienen su histórico registrado y están ubicados por GPS. También tiene colmena con manejo orgánico.

La firma se proyecta a producir reina para vender y en el futuro elaborar cosméticos con productos de miel. “Hay interesados en formar alianzas para este proyecto solo espera afirmarse en la producción”, dijo.

Dedicación constante
“Yo misma me dedico a mi apiario constantemente. Esta es mi casa. Nosotros estamos en Paraguay hace 36 años, conocemos la realidad del país. Cuando vinimos aquí nuestra filosofía fue traer lo mejor, por eso estamos involucrados con diversas universidades de Brasil buscando conocimiento para mejorar. Conseguimos traer nuestra propuesta de cambiar la apicultura en Paraguay y pienso que a través de la UPA vamos a lograr unificar los manejos, tener un cello de calidad, porque la miel tiene mercado y Paraguay no cubre su demanda, no se produce polen ni jalea real, esto se importa”, resaltó.

Reclamó que falta legislación para proteger la actividad apícola en Paraguay. No hay una valoración de la actividad de la naturaleza como políticas de los gobierno, se habla mucho que no se hace nada.

Manejo acorde al objetivo
El manejo de un colmenar varía de acuerdo al objetivo de producción, sea este para reina, polen, propóleos miel u otro fin. Esta firma realiza el manejo para hacer zánganos, obreras, reinas y miel, que son los manejos básicos. “Para nosotros una colmena es una organismo y todas las abejas tienen un valor igual. La reina es la responsable de la unidad de una colmena a través de su feromona, estas abejas tienen a su alrededor sus princesas. La reina en una temporada de floración buena llega a poner 3.000 huevos por día. Una reina tiene una vida útil de un año a un año y medio, máximo 2 años”, destacó.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *