19 de octubre de 2016 12:07 PM
Imprimir

Chile : Lluvias alivian déficit hídrico del agro, pero suben costos de algunas plantaciones frutícolas

En el sector preocupan las heladas que podrían afectar las producciones en los próximos días. No obstante, la zona sur, afectada por sequía, sería la más beneficiada.

Las recientes lluvias vinieron a aliviar de cierta manera el importante déficit hídrico que enfrentan varias regiones del país. Sin embargo, algunas especies frutícolas se vieron afectadas con las precipitaciones, a lo que se suma el riesgo de heladas.

Patricio Crespo, presidente de la Sociedad Nacional de Agricultura (SNA), señaló ayer que si bien es muy temprano para evaluar en profundidad los efectos de estas lluvias, “creo que son más positivas que negativas”.

No obstante, advirtió que “la fruta que se ve más afectada con estas lluvias corresponde, especialmente, a las variedades más tempranas de cerezas en la Región Metropolitana y la VI Región, y algunos arándanos, pues el agua los puede haber pillado en flor”. Crespo aseguró que este tipo de fenómenos climáticos se ha ido repitiendo en los últimos años.

El líder gremial explicó que pese a que algunos tipos de cerezas se encuentran protegidas con plásticos, el agua sube por los troncos y revienta los frutos por exceso de agua en el interior. Dijo que tanto en el caso de las cerezas como en el de los arándanos, “cuando se rajan, se pierden, y no se pueden cosechar”. Sin embargo, aseguró que esto es parte de la condición de la cereza, “por eso es cara, porque la certeza productiva es así: años buenos, malos y años promedio. La mayoría suele tener más de una variedad para minimizar el riesgo, porque la época en la que se desarrolla el fruto es muy insegura en materia climática”.

Juan Sutil, presidente de Empresas Sutil, también manifestó que algunas variedades más tempranas de cerezas se perdieron con lluvias anteriores y ahora hay daños en otras variedades. Señaló que si bien esto generará una merma importante para algunos productores, a nivel nacional no será tan grande.

El empresario agregó que si bien las lluvias tienen algunas ventajas, dado que implican “un riego parejo”, también significan un aumento del gasto por la inversión que hay que hacer para proteger los frutos de enfermedades causadas por hongos. “Se ahorra en riego, pero aumenta el riesgo por enfermedades”, recalca, aunque para el sur del país dijo que esta agua “es caída del cielo”.

Sutil advirtió que su principal preocupación es el riesgo de que vengan heladas, producto de la caída de nieve. “Ese riesgo para el sector es bastante mayor”, aseguró. Esto, considerando que hay varias frutas que están en proceso de floración y cuaja (cuando la flor se transforma en fruta).

 

Ventajas para el sur

La zona sur del país enfrenta un déficit hídrico importante. Crespo dijo que estas lluvias permitirán que se recuperen las napas, el nivel de humedad del suelo y del subsuelo. A su vez, manifestó que estas precipitaciones generan expectativas favorables para el desarrollo de las praderas. Y agregó: “Se acumula algo de nieve en la cordillera y eso ayuda a extender el año de riego”.

Las lluvias también son una buena noticia para el secano costero, explicó, ya que permiten que los trigos lleguen a la madurez y se puedan cosechar en diciembre. “De no haber llegado estas lluvias, ese trigo habría sido un desastre”, advirtió. A su vez, indicó que el agua se traduce en un crecimiento del pasto y, por ende, una mayor engorda de los corderos.

Efectos positivos
El crecimiento del pasto para engorda de animales y una mejora en las plantaciones de trigo figuran entre los efectos positivos

Fuente:

Publicidad