20 de octubre de 2016 02:46 AM
Imprimir

En EE.UU., la prioridad del “farmer” es vender la soja

De esta forma, el país del Norte es el exportador del grano más competitivo, hasta que aparezca la oferta sudamericana.

¿Hasta dónde pueden escalar los precios, una vez que sobrepasen las resistencias técnicas, en medio de un mundo de oferta?

Para respondernos esto, tenemos que partir desde algunas premisas. La cosecha en Estados Unidos se encuentra muy cerca de la culminación ya que al fin de la semana pasada más del 60 por ciento de la soja y 45 por ciento del maíz fueron recolectados.

El farmer, en este sentido, está dispuesto a deshacerse de la soja antes que del maíz; si revisamos las bases internas esto parece tener una perfecta coherencia. Las bases sobre el Golfo para soja, por su parte, son las más bajas de los últimos cinco años al igual que los valores de los fletes. Y es así como Estados Unidos tiene vía libre para ser el exportador de soja más competitivo del mundo por ahora y por el tiempo que Sudamérica no vuelva a la escena.

Sin duda, el perfil de la demanda de exportación se ve fuerte, ya que no es ninguna sorpresa que los envíos desde Estados Unidos son 14 por ciento mayores que a misma fecha del año anterior; una vez más marcamos la falta de competencia de exportadores en este momento del año.

 

A la espera de Sudamérica

En otras regiones, la siembra de soja avanza. Brasil lleva un 17 por ciento sembrado frente a los 12 por ciento del año pasado, 60 por ciento de maíz de primera frente a 45 por ciento del año pasado. Veamos si esto se convierte o no en un problema, no lo es al momento. En Argentina la siembra de soja avanza un tímido uno por ciento y la de maíz por ciento, contra 29 del año pasado.

En maíz, las compras vienen por el lado de los fondos y en la búsqueda de querer limpiar en lo posible ese lado short tan predominante. Y las ventas solo se dan si el precio alcanza algún nivel que le permita al farmer vender. Entre esta puja entre las compras técnicas y ventas esporádicas, la curva de precios se deja levantar y dejar atrás los mínimos.

De acá en adelante, sin haber respondido la pregunta inicial, volvemos a basar nuestra reflexión en que la oferta es basta y las relaciones de stock consumo de todos los productos es elevada. Sin embargo, si contabilizamos los fondos de especulación en todos los productos agrícolas, estamos en los niveles netos vendidos más grandes desde 2015 y si bien no hay muchos indicios que produzcan una migración, el mercado está buscando escándalos para justificar sus acciones.

Fuente:

Publicidad