21 de octubre de 2016 10:51 AM
Imprimir

Pescadores exigen la renuncia de Jorge Bridi

Representantes del sector artesanal y comercial solicitaron al Ministro de Agroindustria de Río Negro que aparte del cargo al funcionario, al que acusan de permitir el ingreso indiscriminado de barcos y por la ausencia de planes de manejo que pone en riesgo la sustentabilidad del Golfo San Matías

Desde el pasado miércoles patrones de pesca, maquinistas, pescadores artesanales, marineros, titulares de cooperativas y camioneros de la ciudad de San Antonio Oeste, provincia de Río Negro, mantienen una medida de fuerza reclamando la renuncia del secretario de Pesca Jorge Bridi, a quien acusan de propiciar el ingreso indiscriminado de buques al Golfo San Matías sin realizar estudios previos y poniendo en riesgo la sustentabilidad de los recursos. Alejandro Sarmiento, un pescador artesanal que participaba ayer de la manifestación frente al municipio, señaló que Bridi viene manejándose de la misma manera desde 1992 y que no darán por terminado el reclamo hasta que el ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca Marcelo Martín lo aparte del cargo.

En los últimos años una importante concentración de langostino en el Golfo San Matías ha generado nuevamente interés sobre la ciudad de San Antonio Oeste, siempre castigada por empresarios furtivos que arrasaron los recursos y luego, cuando los rendimientos ya no eran los esperados, bajaron sus persianas y dejaron a los obreros abandonados sin una puerta a donde ir a reclamar. Esta vez los pescadores no quieren que la historia se repita y exigen medidas de manejo que les permitan a los lugareños explotar de forma sustentable el recurso. Para ello, consideran, se requiere de dos medidas urgentes: detener el ingreso de barcos y sacar a Jorge Bridi de la Secretaría de Pesca.

“Hace muchos años que pedimos que se ajuste la ley a las nuevas circunstancias porque no contempla la pesca de langostino pero nunca tuvimos respuesta, queremos medidas de regulación, acá le dan permiso a cualquiera. Desde hace muchos años el Golfo está muy mal manejado, primero fue el mejillón, después la vieira, la merluza; y hoy está pasando lo mismo con el langostino pero peor que nunca”, relata Alejandro Sarmiento, en representación de los pescadores.

Sarmiento afirma que en los últimos dos años se permitió ingresar barcos al Golfo sin establecer ningún tipo de límite, con excepción de la potencia que autoriza un valor elevado, 800 HP. “Además al no existir un límite de eslora se intentó permitir que vengan barcos que están pescando langostino en aguas nacionales; cuando nos enteramos que ya se estaban preparando para recibir permiso provincial iniciamos la medida de fuerza y todos decidimos pedir que Jorge Bridi dé un paso al costado, junto con el director de Pesca Gustavo Rubio”.

Durante la reunión que mantuvieron el miércoles con funcionarios de la cartera, el Ministro les confirmó que el ingreso de nuevos barcos al Golfo se había parado y que no se aprobarían nuevos permisos; pero decidió mantener a los funcionarios, lo que motivó la continuidad de la medida de fuerza.

“Jorge Bridi está desde el año 1992 en Pesca y desde entonces solo se vienen haciendo macanas y nosotros no queremos más; por eso la medida de fuerza continúa hasta que renuncien el Secretario y el Director. Contamos con el apoyo del municipio, nuestros representantes nos dijeron que entienden la problemática, que conocen esta situación desde hace muchos años”, confiaron a REVISTA PUERTO los pescadores.

A partir de la medida de fuerza, los pescadores lograron frenar la emisión de entre seis y siete nuevos permisos de pesca provinciales. Tres de ellos ya estaban listos en el despacho de Pesca para ser otorgados: uno era para el barco Natale, otro para el Siempre Don Vicente y el tercero para el Júpiter. Otros de los barcos a los que les habría querido otorgar permisos Jorge Bridi, eran el Fiesta y el Aldebarán.

Hasta el momento ninguna de las instituciones que participan en la evaluación de los recursos pesqueros del Golfo San Matías, ni el Instituto de Biología Marina Storni, ni la Universidad del Comahue, ni el CONICET, han evaluado la abundancia de langostino en aguas provinciales; ni siquiera el INIDEP tiene aún estudios que lo puedan determinar. Sin embargo, ello no resultó un impedimento para que el secretario Jorge Bridi decidiera aumentar el esfuerzo pesquero.

Los pescadores lograron frenar el ingreso de barcos por lo menos hasta que se cuente con información biológica y medidas de manejo sustentables, pero están convencidos de que nada de ello se realizará con la seriedad que el tema requiere mientras se mantenga en el cargo el actual secretario de Pesca, quien desde uno u otro cargo ha manejado los destinos de la pesca en los últimos veinticuatro años. San Antonio pide cambios.

Fuente:

Publicidad