22 de octubre de 2016 10:54 AM
Imprimir

Conozca algunas causas de infertilidad en las vacas

La eficiencia reproductiva es uno de los parámetros más importantes para la ganadería. Por eso es importante reconocer los factores que pueden incidir negativamente en la fertilidad de las hembras bovinas.
De acuerdo con el médico veterinario peruano Benigno Román Lluén Gonzales, el confinamiento de las vacas en el hato puede ocasionar problemas como los abortos embrionarios, retención de placenta, metritis puerperal, entre otras consecuencias reproductivas.
Por esa razón recomendó a los ganaderos desarrollar, en conjunto con los médicos veterinarios, estrategias de manejo para realizar registros diarios de índices productivos y reproductivos.
Mientras que el peruano estableció 6 factores de incidencia en la infertilidad de bovinos, los expertos mexicanos Mayela Gallegos de la Hoya y Eddie Alonso Minjares Flores, añadieron otros factores y los dividieron en grupos más grandes.
Causas anatómicas o fisiológicas
La primera causa de infertilidad es la mortalidad embrionaria y fetal. La muerte de embriones es considerada temprana cuando ocurre antes del reconocimiento materno de la gestación, entre 16 y 19 días después de la inseminación.
Esta mortalidad a su vez puede ser ocasionada por eventos como alta producción láctea, intervalo de parto a la primera ovulación, momento o técnica de la inseminación, estrés calórico, deficiencias en la dieta, factores genéticos y causas endocrinológicas.
También puede darse por pérdida de energía, cuando las reses caen en un balance energético negativo, BEN, durante el posparto. Cuando se da una falla en este balance, la energía utilizada para el sostenimiento y producción de leche resulta mayor que la consumida, lo que obliga a usar las reservas corporales.
El BEN afecta algunos procesos reproductivos asociados con retrasos en la primera ovulación posparto y una disminución en las concentraciones de progesterona en el segundo y tercer ciclo. Para corregir este balance, se deben suministrar dietas especializadas en recuperar la energía perdida por el parto.
También se puede dar por la aparición del síndrome de Freemartin. Este se presenta en una hembra estéril que nace como gemela de un macho. Aproximadamente entre 85 y 90% de los partos gemelares de terneros de distinto sexo producen freemartinismo.
De acuerdo con Juan José Molina Echeverry, médico veterinario-zootecnista y especialista en reproducción animal, en Colombia no son muchos los casos de síndrome de Freemartin que se reportan, pero pueden aparecer por diversos factores y generan impactos en las lecherías.
El síndrome hace referencia a la mala formación del aparato reproductivo de la hembra en su vida fetal. Cuando hay gestación gemelar, el macho secreta hormonas que actúan en contra de la cría a su lado, lo que hace que esta no desarrolle de forma normal su sistema de reproducción”, explicó Molina Echeverry, que precisó que en esos casos nace una ternera infértil, mientras que el macho no se afecta.
Otra causa de infertilidad son las deficiencias hormonales. Las hembras que presentaban bajas concentraciones séricas de progesterona o estradiol suelen registrar bajos índices de fertilidad o de celos bovinos.
Asimismo, otros eventos de falla reproductiva como los quistes ováricos, la retención de placenta, el anestro, la metritis, la reabsorción embrionaria, la cetosis o deficiencias en minerales como calcio, fósforo y magnesio impiden una concepción normal en las vacas.
Causas ambientales
El cambio climático no solo ha incidido en la baja producción de pastos y la escasez de agua, aspectos que han representado disminuciones en la producción de carne o de leche, sino también en la reproductividad de las reses.
El estrés calórico al que están sometidas en trópico bajo influye en la reducción de fertilidad hasta en un 40 %. Experimentos realizados a embriones con temperaturas equivalentes a la temperatura rectal de las vacas bajo estrés calórico (41 ºC) demostraron que muy pocos llegan a la etapa de blastocito.
Causas provocadas por el ser humano
De igual manera, la acción del hombre puede llegar a incidir en estos bajos niveles de concepción, cuando falla al ofrecer un estado de confort absoluto al animal, incluyendo una dieta equilibrada o proporcionado un refugio adecuado.
Los veterinarios mexicanos indicaron que las fallas en las técnicas de reproducción avanzada como la Inseminación Artificial o la detección del estro influyen en la capacidad reproductiva del animal.

Esto sucede cuando los trabajadores o los mismos ganaderos no están entrenados en el uso de estas técnicas. Por ejemplo, una escasa detección de los celos reduce la fertilidad de las reses e impide que se incrementen los parámetros reproductivos del hato

Fuente:

Publicidad