14 de abril de 2010 08:21 AM
Imprimir

Niegan que el campo triangule el aceite de soja por el bloqueo de China

Ante las barreras para-arancelarias del gobierno de Hu Jintao al aceite de soja argentino, muchos productores comenzaron a barajar la idea de llegar al gigante asiático a través de Uruguay –donde no hay retenciones-. Sin embargo, desde Acsoja aseguraron que "la propuesta no tiene asidero" y minimizan el impacto de la medida. "De los 8 millones de toneladas de crudo que se producen, 1,8 van para China", explicaron.

Tras las barreras para-arancelarias que China le impuso al aceite de soja proveniente de Argentina, algunos productores comenzaron a barajar la idea de triangular la exportación a través de Uruguay –país donde la soja no tiene retenciones-. Sin embargo, desde la organización Asociación de la Cadena de la Soja Argentina (Acsoja) lo negaron y aseguraron a que “no tiene asidero”.

“Llevar los granos hasta Uruguay sería una locura. Además, allá no hay plantas procesadoras para hacer el aceite que se vende en China y pueden haber impuestos que terminen por no hacer rentable la triangulación”, explicaron a La Política Online.

A fines de marzo comenzaron los rumores de que China dejaría de importar aceite de doja argentino como represalia por las medidas antidumping que el gobierno de Cristina Kirchner impone para frenar la importación de calzados y textiles de ese país. Lo cierto es que el gigante asiático no dejó de comprar a Argentina, pero le impuso una barrera fitosanitaria –en rigor estaba vigente desde 2005, pero jamás se hizo cumplir-. Desde la semana pasada, el gobierno de Hu Jintao demoró el ingreso de embarques argentinos para revisar que se cumpliera con la normativa que pone como límite máximo 100 partes por millón de residuos de hexano -solvente usado en la extracción de los aceites de semillas oleaginosas-.

La medida representará una pérdida de unos U$S 2.000 millones para los empresarios argentinos y unos U$S 620 millones para las arcas del Estado que ingresarían en concepto de retenciones.

“Esta restricción es importante para el productor argentino, pero no grave”, minimizaron desde Acsoja. Y calcularon que de los 53 millones de toneladas de soja que se espera cosechar este año, 10 millones irán para la exportación de poroto, entre 2 y 3 millones se usarán para la resiembra y 40 millones irán a molienda. “De ellos, alrededor de 32 millones será harina y 8 millones de toneladas serán utilizados para fabricar aceite, de los cuales 2 millones irán para biodiesel y apenas 6 millones se destinará a producir aceite de soja crudo. Sólo 1,8 millones van para China”, explicaron.

“Hay un reclamo de origen sanitario por parte de China que tiene una justificación comercial y que deberá negociar el gobierno argentino con el de Hu Jintao”, concluyeron desde la organización.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *