14 de abril de 2010 01:23 AM
Imprimir

Por la carne y la cosecha récord podría caer el superávit con Rusia

La gran cantidad de insumos que se necesitarán para el agro y el control sobre las exportaciones de carne mermarían el saldo con el país europeo. Cristina se reune con el presidente Ruso para fortalecer el intercambio

La presidenta se reunirá con el presidente Ruso, Dimitri Medveded, con el fin de incrementar las relaciones de comercio y para firmar una serie de convenios materia espacial, industrial, científico-tecnológica, energía nuclear para uso pacífico e investigación geológica".

El intercambio comercial de Argentina con Rusia está sustentado en algunos rubros puntuales, teniendo en cuenta que los países son bastante sustitutos. Ambos son exportadores de alimentos y energía.

El principal rubro de exportación de la Argentina ha sido en los últimos años la carne vacuna, y también diversos tipos de frutas. Las dificultades en el mercado interno experimentadas por la Argentina con respecto a la carne, han puesto en riesgo las exportaciones de carne a Rusia, obligando a este país a salir en busca de un proveedor sustituto.

Las importaciones por su parte se concentran fuertemente en combustibles y abonos. En el primer caso la Argentina necesita cantidades crecientes de importación, y en el segundo es un fuerte consumidor, debido a las necesidades de las cosechas. Desde 2007 comenzaron a incrementarse fuertemente las importaciones a partir de las compras de abonos e insumos esenciales del sector agropecuario.

Durante el 2009, la sequía y los menores rindes del agro provocaron que las importaciones, fuertemente concentradas en el abono (dos tercios de las importaciones totales), se redujeran significativamente. Para este año, con la cosecha récord de Argentina, es de esperar que las compras al país europeo levanten vuelo nuevamente.

A su vez los problemas internos de la Argentina con la carne a partir del año 2006 afectaron los saldos exportables, y las ventas a Rusia se estancaron. Por lo cual en 2010, puede llegar a plantearse un escenario con incremento de las importaciones por parte de Argentina y con exportaciones que se mantendrán en valores similares a los de los últimos años, dando como resultado un achicamiento del superávit a favor de Argentina.

La Argentina tiene una balanza comercial superavitaria con Rusia, que se ha mantenido en los últimos 11 años. A partir de 2004 ambos países comenzaron a tener un intercambio relevante, sobretodo por el incremento de las exportaciones argentinas, que estuvieron sustentadas en carne vacuna y frutas. El saldo a favor de la Argentina alcanzó los US$ 700 millones durante el último año.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *