26 de octubre de 2016 11:11 AM
Imprimir

Debuta un nuevo sistema de liquidación en la lechería

Se reemplaza el Sistema Informático de Pago por Calidad y establece la obligatoriedad de la Liquidación Única Electrónica.

El Gobierno argentino decidió poner en marcha el Sistema Integrado de Gestión de la Lechería Argentina (Siglea), que a partir de la entrada en vigencia de la Resolución General número 3793/2015 de la Administración Federal de Ingresos Públicos, que será en noviembre, obliga al sector a abandonar el Sistema Informático de Pago por Calidad y establece la obligatoriedad de la Liquidación Única Electrónica.

Por eso, esta semana la Subsecretaría de Lechería organizó una jornada de capacitación con el objetivo de evacuar todas las dudas a los laboratorios e industrias lácteas, previo al lanzamiento oficial del SIGLeA el próximo mes.

El congreso, que estuvo a cargo del director nacional de Producción Lechera, Sebastián Alconada, y de los asesores técnicos Joaquín Pérez Martín y Sonia Stürtz, contó con un alto grado de asistencia por parte de dirigentes del rubro, dado que la iniciativa significa un paso clave en un momento en el que la actividad busca transparentar la cadena a raíz de la amplia brecha que existe entre el precio pagado al productor por litro de leche frente a la góndola.

 

 

Los detalles

Según informó el Ministerio de Agroindustria, el nuevo sistema permitirá visualizar a los productores la información proporcionada por las industrias a las cuales remiten su producción, lo que incluye la liquidación mensual y los litros por día, precios de kilogramo de grasa y proteína, fecha y modalidad de pago estimada y el sistema de tipificación.

Las industrias, por su parte, podrán utilizarlo para generar la liquidación única electrónica, que a partir de noviembre se convertirá en el único instrumento válido. Asimismo, se podrá acceder a una planilla sin valor fiscal, que mostrará cómo se realizaría la liquidación en caso de alcanzar los valores establecidos en la leche de referencia, para lo cual se utilizarán los precios y el sistema de tipificación informados por el operador.

“El objetivo del sistema, que integrará las bases de datos de Afip, Senasa y Agroindustria, se centralizará en modernizar el intercambio de información entre los actores de la cadena láctea (productores, operadores, laboratorios) y los organismos públicos nacionales y provinciales. Y así unificar los registros de acuerdo con las necesidades del sector: transparentar la dinámica de funcionamiento y contar con información confiable para el diseño de políticas públicas”, expresó la cartera que conduce Ricardo Buryaile.

Lo cierto es que el proyecto refleja un avance en relación a los pedidos de las entidades que nuclean a los productores, que se reunieron en repetidas ocasiones con el ministro. De hecho, la última vez los recibió el secretario de Agricultura, Ricardo Negri, y el subsecretario de Lechería, Alejandro Sammartino, quienes les prometieron financiamiento para inversiones a mediano y largo plazos, e impacto en el sector de la Ley 27.264, denominada Programa de Recuperación Productiva o Ley Pyme, recientemente sancionada.

Ahora, la situación comienza a ver una luz, sobre todo por el despegue de los precios internacionales de la leche en polvo, que aunque a principios de mes se desplomaron, en la actualidad registran alzas importantes. En ese sentido, se prevé que la caída en la producción genere mejores precios en el futuro.

Fuente:

Publicidad