26 de octubre de 2016 13:02 PM
Imprimir

Consumo mundial de queso superaría los 25 millones de toneladas en 2020

A pesar de que la industria del queso siempre ha sido muy popular, ahora más que nunca, el consumo total de este producto lácteo sigue aumentando debido a su versatilidad. En los últimos años, el queso ha sido adaptado a las modernas recetas y debido a la amplia variedad de opciones, se ha introducido a diferentes platos. Este producto solía ser un lujo que sólo unos pocos se podían permitir, ahora se ha convertido en un ingrediente principal en la cocina y en una merienda saludable para todos los días.

De acuerdo con un informe de Transparency Market Research, se estima que el mercado mundial de queso aumente de USD  79,57 mil millones en 2012 a USD  105,13 mil millones en 2019, ya que se espera que el consumo mundial supere los 25 millones de toneladas en 2020. De acuerdo con DSM (proveedor líder de ingredientes lácteos), los fabricantes y productores de queso están buscando formas para aumentar su eficiencia y satisfacer las demandas de los consumidores.

DSM creó DelvoCheese CT-Taste con el objeto de reducir el tiempo de maduración del queso en un 50%. Como una compañía que se especializa en la salud, la nutrición y losingredientes, DSM ha decidido ampliar su gama de soluciones para los quesos ayudando a los fabricantes a ofrecer una producción más sostenible. DelvoCheese CT-Taste produce los quesos como Manchego, Gouda y Edammer en menor tiempo de maduración sin comprometer el sabor e incluso extendiendo la vida útil de estos productos. También ayuda a ahorrar energía, ya que se utiliza menos electricidad para controlar la temperatura y la humedad. Por cada 1 millón de kilogramos de queso continental, que normalmente madura en cuatro semanas, DelvoCheese reduciría el tiempo en dos semanas, de acuerdo con los datos internos de DSM. Eso ahorraría alrededor de USD 218.019 mil (200.000 euros) en los costos de producción.

Gert van den Hoven, Especialista en Aplicación de productos para el queso en DSM, dijo: “DelvoCheese CT-Taste abre nuevas oportunidades para las empresas que desean producir sus quesos en forma más eficiente y sostenible. Más importante aún, lo hace sin afectar el sabor y otras experiencias sensoriales del producto final, consideraciones claves para los consumidores. Esta es una buena solución especialmente ahora, a medida que más y más compañías lecheras se esfuerzan por ofrecer un gran sabor y alta calidad en nutrición a una población mundial en crecimiento”.

A medida que la industria del queso está creciendo, las pequeñas empresas han estado respondiendo a las demandas regionales, tomando el lugar de las grandes empresas.

Dado que los consumidores están buscando alternativas más saludables para los aperitivos, los adultos e incluso los niños están recurriendo al queso. El queso como un snack saludable podría ser considerado la mayor oportunidad para los diferentes actores del mercado.

Un informe de la Organización para la Alimentación y la Agricultura de las Naciones Unidas (FAO) de 2015, señala que anualmente se producen aproximadamente 18 millones de toneladas de queso en el mundo. Estados Unidos es el mayor productor de queso, con un 30% de la producción mundial, seguido de Alemania y Francia, con un 13% y un 12%, respectivamente.

En general, en Europa es donde hay un mayor consumo de queso por habitante, especialmente en Francia (23,6 kg/habitante), Alemania (20,6 kg/habitante), Reino Unido (10,1 kg/habitante) y Grecia, el mayor consumidor a nivel mundial (37,4 kg/habitante). Esto se debe a que el consumo de queso está muy arraigado en la cultura gastronómica griega.

Según estadísticas de la Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (Odepa), en 2015, Chile exportó un total de 5.497 toneladas, por un monto de USD 22,6 millones, siendo el principal tipo de queso exportado el gouda. Los tres principales mercados de destino fueron México, Rusia y Corea del Sur.

Fuente:

Publicidad