27 de octubre de 2016 11:53 AM
Imprimir

Pasto Cayman, una variedad ideal para suelos ácidos

Este híbrido de brachiaria viene tomando fuerza en el país especialmente en zonas de la costa Caribe o los Llanos Orientales en donde algunos productores lo vienen implementado. Se destaca porque responde bien en terrenos húmedos o sin muchos nutrientes
Elegir y sembrar una variedad de pasto no debe ser producto del azar. Se deben tener en cuenta aspectos como adaptación, rendimiento y clase de suelo que se tiene en la finca. Ese tipo de variables deben estar claras a la hora de escoger la pastura que se va a establecer y posteriormente brindar al ganado.
Recientemente, en el país ha tomado fuerza el pasto Cayman, el cual se cree que es la evolución de una especie llamada Mulato.
Oscar Pardo, investigador máster del Centro La Libertad de la Corporación Colombiana de Investigación Agropecuaria, Corpoica, aseveró que esa variedad es un híbrido que proviene de las brachiarias y que está siendo usado por los productores, ya que ofrece calidad de forraje, resistencia y tolerancia a suelos húmedos.
El material tiene la ventaja de adaptarse en terrenos ácidos, algo que por lo general es una gran limitante para algunos cultivos debido a que la tierra es baja en nutrientes. Por esa razón los productores buscan pastos que no tengan tantos requerimientos a nivel de nutrientes.
Con los híbridos se está buscando maximizar algunas ventajas de sus progenitores, en este caso, las condiciones de la brachiaria. Es por esa razón que el pasto Cayman no solo es capaz de adecuarse en suelos ácidos sino que produce un forraje de calidad y en buena cantidad”, detalló Pardo.
En tanto César Montoya, técnico agropecuario, indicó que el uso de la semilla ha venido creciendo en algunas zonas del país como es el caso de los Llanos Orientales o el Caribe, en donde predominan terrenos húmedos o ácidos, ideales para que la especie exponga todo su potencial.
La semilla de Cayman la están trayendo de México o Brasil, pero actualmente está muy escasa en el mercado porque hay muchos interesados en empezar a implementar esta variedad en sus fincas”, agregó Montoya.
Por su parte, Jaime Castro, un productor ganadero ubicado en Santander, le reveló a este medio las bondades del pasto, el cual implementó en una vega inundable y cuya experiencia calificó de “positiva” ante los rendimientos obtenidos y la aceptación que los semovientes mostraron con la pastura.
“Es una variedad muy palatable, que tiene mucha resistencia a los gusanos y al encharcamiento. Una vez la sembré me dio un rendimiento de 3 kilos por m2, a eso se le suma su capacidad para extenderse. La resiembra la he venido haciendo con buenos resultados”, contó Castro.

Si está interesado en implementar esta u otra variedad de pasto, consulte con un experto en la materia, quien le indicará la semilla qué debe comprar de acuerdo a las condiciones del suelo y precipitaciones que se presentan en la zona.

Fuente:

Publicidad