31 de marzo de 2010 15:50 PM
Imprimir

Preparación de plantines de orégano

El orégano es una planta aromática, fuertemente olorosa y de sabor característico. La industria alimenticia le otorga gran demanda, lo mismo que el sector farmacéutico como el de la cocina, por su gran valor aromatizante.

En el Paraguay, el precio promedio no baja de los 20.000 guaraníes por kilo y si producimos unos 2.000 kilos por hectárea, estamos hablando de un cultivo de gran futuro y en especial para un productor que tiene poca superficie de suelo y con mano de obra familiar disponible.

El orégano (Origanum vulgare) es originario de Europa Central y Asia Occidental, y muy abundante hoy en el norte de España e Italia. Es una planta herbácea y semiperenne que perdura en el terreno unos 5 años, pertenece a la familia de las Labiadas; crece entre 30 a 80 cm de altura con ramas que se propagan y macollan. Produce flores pequeñas en racimos de color blanco y rosado, y sus semillas son pequeñas, ovales y de color marrón.

La herboristería hace que el consumo del orégano sea masivo dadas sus propiedades digestivas, antiasmáticas, tónicas y estomacales. Además es espasmolítica, cicatrizante, antirreumática, que actúa en contra de la ciática y la artritis. También se obtiene de él un aceite esencial usado en la farmacología y en la fabricación de perfumes.

MULTIPLICACIÓN

Esta planta se multiplica por esquejes, por semillas, por la división de la planta y se propaga in vitro. La mejor multiplicación ocurre por el esqueje, que consiste en cortar las ramas de unos 10 a 15 cm; se deshoja la parte inferior y se planta en macetas o en bandejas, que en Paraguay se usan para sembrar las especies hortícolas de trasplante como el tomate, la lechuga y el pimiento con un sustrato que puede prepararse de la cáscara de arroz quemada, humus de lombriz y arena lavada en partes iguales.

La siembra se realiza 2 meses después al lugar definitivo en distancias de 50 cm entre hileras y 40 cm entre plantas ,con lo que tenemos unas 50.000 plantas por hectárea. Un cuidado especial consiste en el corte apical cuando la planta alcanza unos 15 cm de altura (30 a 45 días después de la plantación) con una tijera desinfectada previamente con alcohol.

RÚSTICA Y BIEN ADAPTADA

Por ser una planta rústica se adapta a diferentes estados de clima y suelo. En nuestro medio el primer corte puede realizarse a los 4 meses, y luego la cosecha podrá realizarse cada 10 semanas, obteniéndose así unos 3 a 4 cortes durante el año. El rendimiento puede llegar a unos 2.500 kilos en promedio por año y por hectárea.

El orégano se desarrolla muy bien en suelos sueltos y con buen drenaje. Gusta de una textura franco-arenosa, con pH 6 y responde excelentemente a los suelos ricos en materia orgánica.

Los principales países cultivadores son Grecia, Albania, Marruecos, Turquía, EE.UU., México, Perú, Chile y ahora también Bolivia.

Ing. Agr. Caio Scavone
Técnico en producción agrícola

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *