21 de noviembre de 2009 08:00 AM
Imprimir

Chile   –   Empresarios en alerta por drástica caída de masa ganadera y baja rentabilidad del sector

La producción de ganado bovino, una de las actividades más emblemáticas de la zona centro-sur del país, enfrenta un difícil escenario a raíz de la caída en la masa ganadera, que ronda el 20%, producto de los altos costos de engorda y la baja rentabilidad de los animales.

Según el último censo agropecuario del Instituto Nacional de Estadísticas (INE) entre 1997 y 2007 el número de ejemplares bovinos se redujo cerca de 9%. Sin embargo, el presidente de la Federación de Productores de Carne (Fedecarne), Christian Arntz, tiene una estimación más reciente que indica que en los últimos tres años la merma se ha acentuado y alcanza el 20%. “Se han perdido fácilmente 400 mil animales desde 2007”, aseguró.

Por su parte, el presidente de la Sociedad Agrícola y Ganadera de Osorno (SAGO), Tomás Erber, señaló que el alto costo de producción de los bovinos, cercano a $ 120.000 por cabeza, está llevando a los agricultores a “faenar” sus animales y redestinar las praderas para otras actividades como el cultivo agrícola o forestal.

El dirigente explicó que esta situación hizo que los precios de venta de los animales se sitúen en torno a $ 90 mil por unidad, nivel inferior al margen de producción.

En esa línea, Arntz precisó que ante una mayor disponibilidad de ganado, debido al incremento en la faena de animales, el precio que se le paga a los productores por kilo de vara de carne -indicador que se utiliza en la industria- se sitúa en torno a los $ 700, lo que -dijo- es 20% inferior al valor que hace “atractivo” el negocio debido al alza que han tenido los insumos como los fertilizantes y la energía.

Razones de la crisis

Entre los productores coinciden en que el cambio en el escenario de la industria obedece a dos factores principales: el aumento de las importaciones de carne, principalmente desde los países del Mercosur como Argentina y Paraguay, y la reutilización de los predios de engorda para otros cultivos, principalmente entre la Sexta y Novena regiones.

En efecto, según datos del INE en una década el número de ganado bovino en la Región de O’Higgins cayó 40%, en el Maule lo hizo 25%, mientras que en el Bío Bío y La Araucanía disminuyó 12%.

A raíz de estas cifras, el subsecretario de Agricultura, Reinaldo Ruiz, explicó que estas cifras revelan que el número de animales por predios ha ido creciendo y que se han especializado principalmente entre la X y XII regiones. Agregó que “el número de explotaciones dedicadas a la ganadería cayó 20%. Eso no es malo porque se han ido generando economías de escala”.

Ferias y faenadoras sienten los efectos

Ferias y mataderos son otras actividades impactadas por la disminución del ganado. Una fuente del primer sector comentó que hasta septiembre el remate de animales cayó 20%, mientras que los precios de venta han bajado a niveles que “no veíamos desde 1980”.

Por lo anterior, las faenadoras han aumentado sus importaciones de carne y buscado asociaciones  con productores para asegurar su materia prima. El gerente general de Frigosor, Alejandro Anwandter, señaló que “la disminución de la disponibilidad de cabezas de ganado nos ha llevado a bajar nuestros costos fijos y ver una integración más vertical con los productores”.

El presidente de Fedecarne manifestó que una de las medidas que podrían ayudar a cambiar el escenario del sector es que se apoye la crianza de los terneros, para así, asegurar la disponibilidad de terneros y la reproducción. Al respecto, Ruiz dijo que el gobierno ha impulsado la mantención de praderas y mejoras genéticas en la industria.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *