1 de noviembre de 2016 11:23 AM
Imprimir

Brasil busca ser un socio fiable y seguro para los productores cárnicos europeos

El sector cárnico de aves y porcino en Brasil tiene en la Asociación Brasileña de Proteína Animal (ABPA) a su máximo representante. En la pasada edición de Sial París, la organización cárnica llevó a cabo un despliegue con la participación de muchos de sus asociados y mostró la capacidad productiva del país, dispuesto a ser […]

El sector cárnico de aves y porcino en Brasil tiene en la Asociación Brasileña de Proteína Animal (ABPA) a su máximo representante. En la pasada edición de Sial París, la organización cárnica llevó a cabo un despliegue con la participación de muchos de sus asociados y mostró la capacidad productiva del país, dispuesto a ser socio de las grandes empresas europeas.

Una de las presencias más destacadas en esta pasada edición de Sial ha sido la de la Asociación Brasileña de Proteína Animal (ABPA). En esta organización participan 136 empresas del sector avícola y porcino brasileño. Brasil es uno de los principales productores de estos dos tipos de carne con 13 millones de t de carne de aves de producción y en torno a 3,6 millones de t de carne de cerdo. De estas cantidades el país exporta aproximadamente el 30%.

Durante la celebración de la feria, eurocarne tuvo oportunidad de dialogar con el presidente de ABPA, Francisco Turra (izq. de la imagen), y su director de mercados, Ricardo Santin (dcha.), quienes manifestaron que su participación en esta feria estaba superando sus propias expectativas y que todos los visitantes se estaban llevando una buena imagen de Brasil.

Según Santín, los productores europeos de carne de cerdo han cambiado su visión sobre Brasil y perciben que se trata de un país que está listo para trabajar de forma complementaria: “queremos ser más compañeros que competidores”, aseguraba afirmando además que es algo que ya ha ocurrido en el caso de la carne de pollo donde el país lidera la exportación de carne fresca y congelada que luego, en muchos casos, es utilizada para elaborar otros productos cárnicos en los países que la importan.

Por su parte, Turra animó a las grandes empresas cárnicas europeas, como es el caso de algunas españolas, a que lleven a cabo inversiones en Brasil con el objetivo de poder asegurarse el abastecimiento de materia prima para la elaboración de productos con mayor valor añadido: “nosotros sabemos producir pero nos falta la experiencia para poder agregar valor a los productos. En ese punto grandes empresas europeas nos pueden ayudar claramente”.

Por tanto, uno de los objetivos de ABPA es dejar claro que pueden ser socios de los productores europeos sobre todo en el caso de suministrar materia prima para la posterior elaboración de productos cárnicos tanto de aves como de porcino. Turra aseguró que su objetivo es aportar productos como “por ejemplo la pechuga de pollo que no siempre está a buen precio en el mercado”.

Tanto Turra como Santín coincidieron que el sector cárnico brasileño tiene oportunidades de seguir creciendo conforme se logre abrir mercados interesantes como es el caso de Indonesia, Corea del Sur, México o incluso India, países con los que se encuentran negociando actualmente.

Tras su paso por Sial, se calcula que durante los días de la feria realizaron ventas directas por 32 millones de dólares a diversos importadores de Europa, Asia y África.

“Esta es una de las mayores ventajas de Sial: es una feria en la Unión Europea, pero con el perfil global, con visitantes de todo el mundo. de los mercados en los que operamos en la exportación de aves de corral y los cerdos, un perfil público altamente cualificado” explica Francisco Turra. En conjunto, más de 4.000 visitantes han pasado por el stand de ABPA durante la feria.

Fuente:

Publicidad