1 de noviembre de 2016 23:19 PM
Imprimir

Cae oferta mundial de anacardos, ¿Oportunidad agroexportadora?

Vietnam, el mayor exportador del mundo de anacardos, un fruto seco, padece la peor sequía de los últimos 100 años

Si le gustan los anacardos, pronto puede llevarse una sorpresa
Prepárese para una sorpresa desagradable cuando vaya a comprar anacardos. La demanda mundial de este fruto con forma de riñón ha crecido más rápido que la de cualquier otro fruto seco, incluso que las almendras, con un aumento del 53 por ciento desde 2010, según datos del sector. En la actualidad, con la peor sequía de los últimos 100 años en Vietnam, el mayor exportador del mundo, hay inquietud acerca de una caída de la producción en un mercado valorado en US$5.200 millones.

La escasez de lluvias en la región del delta del Mekong, tierras que en el pasado eran fértiles, y en otras partes de Vietnam ha afectado la producción de sus principales exportaciones agrícolas como el arroz, la pimienta negra, el café o los mariscos. Este año la producción de anacardos ha caído un 11 por ciento y los precios internos se dispararon hasta un 33 por ciento a un máximo histórico, según estimaciones de un grupo productor. Esto supone un problema para los compradores de Estados Unidos, el mayor importador del mundo con diferencia.

 

“Nunca hemos tenido un año como en éste”, dijo Nguyen Duc Thanh, presidente de la Asociación de Productores de Anacardos en Vietnam en una entrevista en la ciudad de Ho Chi Minh. Los precios probablemente seguirán altos hasta la próxima cosecha, a principios del próximo año, manifestó Thanh, que lleva trabajando en el sector más de 30 años.

 

Los cacahuetes, que crecen bajo tierra, son el fruto seco más popular del mundo aunque, en los últimos años, los anacardos han superado a las nueces y a los pistachos y sólo van por detrás de las almendras en el mercado de frutos secos, que mueve US$30.000 millones, según datos del Consejo Internacional de Frutos de Cáscara y Frutos Secos. El consumo mundial de anacardos en 2014, la fecha más reciente de la que se disponen datos, subió a un récord de 716.682 toneladas métricas, frente a las 469.241 toneladas métricas en 2010, según datos del consejo.

 

El incremento de la demanda, entre ellas de China y partes de Europa, propició un aumento del 70 por ciento de las exportaciones durante un período de 10 años a 503.713 toneladas en 2014. Una cuarta parte de todos los envíos se destinan a Estados Unidos, para ser consumidos como aperitivo o en preparados alimenticios tales como barras de proteína o leche de anacardos. India representa casi una tercera parte del consumo mundial y es el segundo exportador del mundo. Costa de Marfil es el segundo productor, seguido de Vietnam.

 

El árbol del anacardo crece principalmente en lugares de mucha lluvia y clima cálido durante todo el año, como el sureste de Vietnam. No obstante, en el último año una sequía inusual ha dejado a dos millones de personas con cortes de suministros de agua importantes en el país, y 18 de 66 provincias se encontraban en estado de emergencia el pasado mayo, según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación. Puede que el Gobierno vietnamita no alcance su objetivo de crecimiento para este año debido a las pérdidas del sector agrícola, una de las principales fuentes de ingresos de exportaciones.

 

Si bien un incremento de la producción en África podría contrarrestar la caída en Vietnam, el aumento de la demanda sigue afectando el mercado de frutos procesados. Los precios de las exportaciones han aumentado de media un 22 por ciento este año a US$7.809 la tonelada en agosto, dijo Thanh, citando datos del Ministerio de Industria y Comercio de Vietnam.

 

“Esperamos que la demanda mundial registre un crecimiento de menos del cinco por ciento este año frente a una producción que podría mantenerse sin cambios o caer respecto al año pasado”, señaló Amit Khirbat, vicedirector de OIam International Ltd., una empresa de comercio y principal exportadora de anacardos en Vietnam. “Los altos precios de este año podrían afectar la demanda mundial en 2017”.

Fuente:

Publicidad