31 de marzo de 2010 04:56 AM
Imprimir

Segundo Molina: "La gente quiere trabajar, no subsidios"

Así lo indicó el secretario general del Sindicado de Frigoríficos de Carnes de Capital Federal y GBA, quien ayer realizó la primera manifestación de protesta dirigida contra Guillermo Moreno.

“No somos un gremio generador de conflictos, pero si tenemos que salir de vuelta lo vamos a hacer, en caso de no tener resultados a corto plazo”.

Así lo indicó Segundo Molina, secretario general del Sindicado del Personal de Frigoríficos de Carnes de Capital Federal y Gran Buenos Aires, que cuenta –según datos del propio gremio– con alrededor de 10.000 afiliados.

Se trata del primer gremio cárnico que realizó ayer lunes la primera manifestación de protesta dirigida específicamente contra el secretario de Comercio Interior Guillermo Moreno.

Molina indicó que “hemos tenido el cierre de los frigoríficos Catter Meat (de Monte Grande) que es de ciclo II y Macellarius (Ciudad Evita), que también es de ciclo II; al menos hubo 400 despidos” en el sector en lo que va de 2010. El dirigente sindical además dijo que en lo que va del año se registraron por lo menos 2000 suspensiones.

“El régimen de garantías horarias está vigente en la totalidad de los frigoríficos que nosotros representamos, pero algunas pagan la garantía y otros no. Desgraciadamente es un problema bastante serio”, añadió Molina en declaraciones realizadas hoy al programa Infocampo Radio (AM 950 / Radio Belgrano).

La política de intervención K, sumada a las consecuencias de la sequía histórica registrada en el ciclo 2008/09, terminaron generando una crisis laboral en el sector frigorífico bovino argentino. Y el bloqueo de las exportaciones de carne vacuna aplicado sin previo aviso desde el sábado 13 de marzo pasado resultó una suerte de “tiro de gracia” para el sector.

“Se viene trabajando como hace cuatro a cinco meses, con bajo volumen de trabajo, tanto en faena como en despostada”, indicó Molina. “Este hombre (por Moreno) prometió (ayer) algunas cosas, peor yo no creo que salga de lo que es él, de mejorar algunas cosas como habilitar la Hilton, la no Hilton y algunos cortes del cuarto trasero (los de mayor valor)”, agregó.

“El siempre está con el tema de las baratas, que me parece que es un negocio para los hipermercados, porque cuando salen los avisos en los diarios, a las 9:00 de la mañana ya se agotó el stock; o sea que ni siquiera nosotros, que pelamos las vacas, podemos disfrutar de la carne barata”, señaló el sindicalista, para luego añadir que si la situación actual no cambia “las plantas van a cerrar: desgraciadamente es así”.

En las últimas semanas dirigentes de la Federación Gremial del Personal de la Industria de la Carne, liderada por José Alberto Fantini (alineado al gobierno nacional), están gestionando con funcionarios del Ministerio de Trabajo de la Nación una serie de subsidios para trabajadores del sector frigorífico despedidos o suspendidos.

“Nosotros marchamos ayer por la fuente de trabajo. No queremos que nos regalen nada: la gente quiere trabajar, no hay otra. Los subsidios son pan para hoy y hambre para mañana, porque cuando se termina la plata quedamos en la calle todos”, expresó Molina.

“Los funcionarios y los empresarios a veces pulsean y en el medio quedamos nosotros. Ya hemos tenidos dos y tres reuniones anteriores (por funcionarios) y quedó en la nada”, añadió.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *