4 de noviembre de 2016 12:38 PM
Imprimir

El campo habla . . . . . . .

El clima no acompañó a la campaña al igual que la falta de decisiones en temas claves.

…que, “si algo se puede demorar…, ¡se demora¡”, sería la adaptación de una de las viejas Leyes de Murphy. Y efectiva, y previsiblemente, las demoras están a la orden del día. El clima no deja completar la siembra de la gruesa, ni avanzar con la cosecha del trigo que, dicho sea de paso, aunque no va a aumentar de volumen en forma demasiado significativa, si va a tener una mejora sustancial en materia de calidad (a diferencia de años anteriores).

También, aunque “esperable” se confirmó que tampoco este año habrá Ley de Semillas (con todo lo que eso implica a nivel de respeto a patentes y propiedad intelectual, en especial, para inversores). Por el lado privado, porque fueron incapaces de llegar a un acuerdo que respete los compromisos internacionales, y varios se quedaron con la “chiquita” de patear los pagos un año más. Y por el lado oficial, porque no parece haber nadie dispuesto a ejercer la función pública, con los costos que implica, y dirimir entre intereses privados en beneficio de la mismísima Nación. Penoso.

Tampoco el sector lácteo encuentra salida, más allá del rebote alcista de los precios internacionales, ahora en alrededor de u$s 3.000 la tonelada que, aunque las autoridades pretendan que reemplace a la solución estructural del conflicto, no va a servir, entre otras cosas, porque el efecto cascada no es inmediato y porque, además, con la situación crítica de muchas usinas, seguro van a priorizar mejorar sus propias finanzas que ajustar los precios a los tamberos que sigue alrededor de $4,40 por litro.

Así las cosas, y con los inconvenientes climáticos en varias de las principales cuencas, se descarta que la caída de volumen este año rondará el 15%-20%, bajando nuevamente a niveles de hace 20 años, a mediados de los 90, cuando se obtenían 10.600 millones de litros (aunque en el Gobierno hablan de “apenas” 10% de baja).

 

…que, justamente, en relación a los ´90, se cumplieron 25 años de la creación de la Conabia (Comisión Nacional de Biotecnología), organismo mixto que dio lugar a uno de los avances técnicos más espectaculares de las últimas décadas, a partir de la aprobación de la soja RR en 1996. Fue además, una de las últimas grandes políticas públicas para el sector, completada con la creación del INASE (Instituto Nacional de Semillas) que cobró brillo con su impulsora estrella, Adelaida Harries, y que luego fuera “vaciado” (literalmente hablando) durante el Gobierno de Fernando de la Rúa.

Así, mientras algunos siguen acumulando “millaje”, teóricamente para impulsar las exportaciones, la performance de las ventas al exterior sigue debilitándose, tanto por el relativamente bajo nivel del dólar, como por el constante aumento del costo argentino. De hecho, la pésima situación de los caminos, como el retraso en infraestructura pesan cada vez más tanto en los costos, como en la imposibilidad de sacar las producciones. Algo similar ocurre con los puertos que acaban de lanzar una compulsa privada de ofertas de servicio, para tratar de abaratar la operatoria que lleva a que el transporte fluvial interno resulte más caro que el de ultramar.

 

… que, mientras varios hablan de distintos “booms” (ganadero, agrícola, de maquinaria, fertilizantes, etc.), ninguno con asidero real más allá de “las ganas”, sigue creciendo la burocracia sin atisbos de ninguna clase de achicamiento en los gastos.

De hecho, si bien Agroindustria habría “perdido” una de sus 5 secretarías, la de Agricultura Familiar perfectamente absorbible por otras áreas (igual que alguna otra/s), sigue sin desactivarse el intento de reimplantar la controvertida ONCCA, oficina de control comercial que se superpone con otras varias áreas del Gobierno, y que constituyera el monumento al exceso de gastos y la burocracia pública en la década pasada. Para colmo, mientras en el mundo el petróleo vuelve a caer, en la Argentina se espera otro aumento que encarecerá, otra vez, producción y transporte

Fuente:

Publicidad