6 de noviembre de 2016 18:55 PM
Imprimir

El maíz pisingallo argentino se independizó del convencional con un precio que subió 55% en el último año

El FOB de maíz amarillo creció apenas un 7%

El precio promedio de exportación del maíz pisingallo argentino creció 55% en el último año para despegarse completamente de la evolución registrada por el maíz amarillo convencional (cuyo FOB Minagro entre octubre de 2015 y el mismo mes de este año pasó de 163 a 175 u$s/tonelada).

En octubre pasado las exportaciones argentinas declaradas de maíz pisingallo a granel fueron de 18.369 toneladas a un valor promedio ponderado de 540 u$s/tonelada. En el mismo mes de 2015 se habían registrado 21.982 toneladas a un valor promedio de 348 u$s/tonelada (ver gráfico).

Los máximos precios registrados el mes pasado corresponden a una operación de 20,0 toneladas con destino a Nueva Zelanda declarada a un valor FOB de 1043 u$s/tonelada y otra de 19,9 toneladas a EE.UU. a un precio de 812 u$s/tonelada.

En lo que va del presente ciclo comercial 2016/17 (abril-octubre) las exportaciones declaradas del producto suman 142.181 toneladas (4% más que en el mismo lapso de 2015) por un valor FOB total de 69,1 millones de dólares.

La mayor parte de los envíos declarados entre abril y octubre de este año se registraron con destino a Emiratos Árabes Unidos con un 13.3% del volumen registrado en el período, seguido por Colombia (7.8%), Perú (7.3%), Egipto (6.9 %), India (6.2%), Marruecos (5.0%), Ecuador (3.7%), Turquía (3.3%), Filipinas (3.0%), Brasil (2.6%), Arabia Saudita (2.5%) y Nepal (2.3%), entre otros mercados.

La mercadería con mayor capacidad de valorización en el mercado internacional es aquella con una “expansión” más elevada. La medida usada en la industria para caracterizar la capacidad de expansión es la cantidad de centímetros cúbicos de copos producida por unidad de peso de grano. Existen diferentes rangos para caracterizar esa cualidad del producto: 38-40 (calidad regular), 40-42, 42-44, 44-46 y 46-50 (premium). Argentina es el principal exportador mundial del producto a partir del cual se elabora pop corn (“pochoclo”).

A partir de mayo de 2016 las autoridades del Senasa implementaron un “sistema de control de calidad de maíz pisingallo con destino a exportación” para asegurar la calidad del producto. La medida –según lo dispuesto por la resolución 517/15 del Senasa– incluye establecer un protocolo y métodos de control de organismos genéticamente modificados (OGM), micotoxinas, metales pesados y pesticidas; disponer de un sistema de trazabilidad que permita rastrear la partida desde el origen de la semilla y contratar a un profesional responsable de calidad, entre otros aspectos.

Fuente:

Publicidad