9 de noviembre de 2016 14:00 PM
Imprimir

SENASA pone en riesgo a productores de cerdo

En Cutral Co está instalada el establecimiento de cría porcina más grande de la provincia, Granja El Amanecer. Allí hay decenas de empleados que peligran por un cambio arbitrario del SENASA.

En Cutral Co está instalada el establecimiento de cría porcina más grande de la provincia, Granja El Amanecer. Allí hay decenas de empleados que peligran por un cambio arbitrario del SENASA.

El gobierno neuquino presentó un amparo en la Justicia Federal para que no se deje entrar carne de cerdo con hueso desde el centro y el norte del país. La barrera sanitaria se estableció para dividir la categoría de carne de hueso libre de aftosa sin vacunación, un estándar de calidad muy alto que permite la exportación de la faena local.

Pero más allá de ello, los establecimientos como El Amanecer y otros pequeños crianceros se verían imposibilitados de competir con grandes frigoríficos principalmente los que adquirieron los supermercados, en los últimos meses.

El ministro de Producción, José Brillo explicó que la medida judicial en contra del SENASA, “le impone a los productores e industria local una competencia desleal ya que las ventajas que tienen los productores del centro y norte del país como el acceso a insumos más baratos, se les reduce por las desventajas de tener productos bajo riesgos sanitarios”, es decir que “se le quita al producto patagónico todas las ventajas competitivas relacionadas con su sello sanitario internacional de excelencia, permitiendo que productos que se producen a menor costo, pero en condiciones de riesgo sanitario, ocupan su lugar, lo que llevará a la destrucción de la producción e industria local”.

Se considera también que la medida “afectará insalvablemente la intangibilidad sanitaria de la región, y se pondrá en riesgo la sanidad de los animales domésticos productores de carne afectando, insalvablemente, la seguridad alimentaria de la población, y la forma de vida y sustento de los crianceros rurales”, poniendo “en riesgo a la fauna silvestre susceptible de contagio de fiebre aftosa, violando el derecho a los habitantes de la provincia de gozar de un medio ambiente saludable”.

Si los productores locales no venden, si no pueden competir con los demás productores pampeanos y bonaerenses, entonces van a necesitar menos empleados.

La resolución del organismo nacional “expone a la región a perder el status sanitario internacional como región libre de aftosa sin vacunación, lo cual le cerrará los mercados internacionales afectando su producción e industria, y el derecho a ejercerla por parte de sus habitantes, a la vez que implicará la afectación del patrimonio de sus habitantes y el ingreso de fondos públicos para la provincia y divisas para el país”, y que la “intangibilidad sanitaria se pierde por el solo ingreso de un animal contaminado, y lleva años eliminar los brotes y lograr la nueva acreditación internacional”.

Fuente:

Publicidad