10 de noviembre de 2016 02:02 AM
Imprimir

Bolivia : 3.000 cabezas de ganado en riesgo por aguda sequía

El presidente del consejo municipal de Villa Vaca Guzmán, Chuquisaca, Alberto Delgado, informó que la aguda sequía en esta región chaqueña puso en riesgo de muerte a más de 3.000 cabezas de ganado vacuno por falta de agua y alimentos. “Estamos muy preocupados, la sequía está azotando duramente al Distrito de Igüembe más que todo, […]

El presidente del consejo municipal de Villa Vaca Guzmán, Chuquisaca, Alberto Delgado, informó que la aguda sequía en esta región chaqueña puso en riesgo de muerte a más de 3.000 cabezas de ganado vacuno por falta de agua y alimentos.

“Estamos muy preocupados, la sequía está azotando duramente al Distrito de Igüembe más que todo, hay bastantes animales que están muriendo, porque ya no hay alimento para darles, está muy complicado (…) hay más de 3.000 cabezas de ganado en situación crítica”, manifestó la autoridad.

Indicó que las tareas por ahora se centran en ver la forma de trasladar a las comunidades agua y alimento, y de no llover máximo en dos semanas se estaría perdiendo el ganado.

El municipio fue declarado “zona de desastre” para que la asistencia sea inmediata, sin embargo aún no se pudo concretar.

“Se ha podido hacer una gestión con la misma Gobernación de Chuquisaca, para poder apoyar a la gente que vive en esa zona con aljibe, con alguna dotación de tanques de agua para almacenamiento”, señaló el funcionario.

El jefe distrital del Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag), Raúl Paniagua, informó el martes que en las tres últimas semanas se registró la muerte de, al menos, 7.000 cabezas de ganado en el municipio de Macharetí, en Chuquisaca, a causa de la sequía.

“En Macharetí, en estas últimas semanas, los efectos al ganado son considerables, el ganado está muriendo cada día, hasta la fecha alcanzó a 7.000 cabezas de ganado, anteriormente eran 3.500 vacunos que perecieron”, dijo.

Paniagua indicó que, frente a ese hecho, los afectados, técnicos del Senasag y autoridades de la Gobernación, realizan gestiones para la dotación de alimentos y agua.

Asimismo, informó que el Senasag asiste sanitariamente al patrimonio productivo agropecuario y retira a los vacunos desnutridos. “Si continua la sequía esto se agravará, porque no habrá ayuda que sea suficiente”, expresó.

El caudal del río Ravelo que ingresa a Sucre, para abastecerla de agua cayó a la cuarta parte el lunes, una de las peores en la crisis que sufre la Capital. El desabastecimiento de agua, que ya lleva más de una semana en decenas de barrios, derivó en el anuncio de la Alcaldía de ejecutar un plan de emergencia que incluye el empleo de 16 cisternas, para distribuir agua potable.

Hace una semana, el gerente Técnico de la Empresa Local de Agua Potable y Alcantarillado Sucre (Elapas), José Luis Jiménez, reconoció la baja en el caudal por la sequía que afecta a la región como parte del ciclo climático del fenómeno de “El Niño”, que durará diez años. Entonces ya se habían reportado varios casos de desabastecimiento en diversos barrios de la ciudad, que hasta la fecha aumentan exponencialmente, principalmente en las zonas altas de Sucre.

Fuente:

Publicidad