11 de noviembre de 2016 13:39 PM
Imprimir

Preparan Fondo de Promoción del Consumo de la Carne de Cerdo

Los fondos surgen del aporte que hacen los privados desde hace un mes y que es de $1 por capón faenado y el Estado también será aportante, pero falta delimitar el monto

La cadena de la carne porcina se prepara para seguir ganando terreno en la mesa de los argentinos. Para lograr ese objetivo, representantes del sector privado y del público trabajan en la puesta en marcha del Fondo de Promoción del Consumo de la Carne de Cerdo y en los próximos días volverán a reunirse para ultimar detalles sobre su funcionamiento para luego concretar el lanzamiento oficial.

De esta nueva entidad participan la Asociación Argentina de Productores de Porcinos (AAPP), las cámaras de productores de Córdoba, Santa Fe y Entre Ríos, Pormag (productores asociados para la comercialización) GITEP (Grupo de intercambio tecnológico de explotaciones porcinas) y la SRA.

Los fondos para la promoción del consumo de cerdo surgen, por ahora, del aporte que hacen los privados desde hace un mes y que es de $1 por capón faenado y el Estado también será aportante, pero falta delimitar el monto.

“Venimos trabajando en este tema desde mayo pasado y el objetivo es incrementar el consumo interno de la carne de cerdo con la promoción de todos sus cortes más allá de los tradicionales además de consolidar el mercado y promover la institucionalidad del sector”, adelantó a Ámbito Financiero Rodrigo Troncoso, subsecretario de Ganadería de la Nación.

El Ministerio de Agroindustria estima el consumo de este producto para los primeros 9 meses del año en 12,35 kg. Pero los cálculos de los privados indican que el promedio anual sería de 16,7 kilos.

El interés del sector privado por afirmar el consumo surgió a raíz de la crisis de rentabilidad que se dio en el primer semestre del año cuando tras la devaluación, la quita de retenciones al maíz y la eliminación de los ROE tuvieron que comenzar a pagar por el cereal el precio de paridad e incluso superiores. En esos meses el valor del kilo de capón que cobraban los productores era de $13 (en algunos meses fue incluso menor) pero en ese entonces el costo por kilo rondaba los $14/15. En la segunda parte del año los números se acomodaron y la producción de cerdos recuperó rentabilidad.

Juan Manuel Bautista, de SRA, detalló: “En los últimos dos meses el valor del capón comenzó a mejorar, hoy se paga entre $22 y $24 por kilo con un costo de $16/18. El precio del maíz bajó y eso ayudó a la recomposición de la renta, además se incrementó el consumo”.

Otra novedad que trae el sector es que un grupo de criadores de cerdos, algunos de ellos también con faena, crearon un consorcio para comenzar a exportar carne y esperan contar con la habilitación correspondiente para inicios del año que viene.

Vale la pena remarcar que la carne porcina argentina tuvo como destino histórico el consumo local, el año pasado los envíos sumaron apenas 8.400 toneladas. La realidad a nivel global es otra: la producción llega a 111 millones de toneladas (duplica a la vacuna) de las cuales China genera casi la mitad, pero sus necesidades de abastecimiento son crecientes por lo que para el año que viene compraría a 2,3 M/t.

Así es que los productores se esperanzan con nuevas perspectivas e iniciativas.

Fuente:

Publicidad