14 de noviembre de 2016 04:05 AM
Imprimir

La cosecha de trigo avanza y la fusariosis amenaza en la Zona Núcleo

Los rindes promedios se estiman en 17 q/ha a nivel país y más de 35 q/ha en la región central

La cosecha de trigo ya alcanzó el 9.3% de la superficie y el rinde promedio nacional se calcula en 17,2 q/ha.

De acuerdo a la Bolsa de Cereales de Buenos Aires  (BCBA), la recolección de trigo avanzó a buen ritmo en esta última semana, principalmente en las regiones NOA, NEA, centro norte de Santa Fe y Córdoba. El avance intersemanal fue de 4,5 puntos porcentuales y el progreso nacional de recolección alcanzó el 9,3 % del área, manteniendo un adelanto en comparación al ciclo previo de 2,2 %.

El rendimiento promedio a nivel país se elevó a 17,2 q/ha y hasta el momento se llevan recolectadas unas 680 millones de toneladas. Si bien en el norte del país, los rindes obtenidos están levemente por debajo de lo previsto, las lluvias caídas en el centro y sur del área agrícola aseguraron una condición hídrica óptima para el llenado de grano en los trigales.

La BCBA mantiene una proyección de producción para la campaña 2016/17 de 12,5 millones de toneladas, cifra que de concretarse reflejaría un incremento interanual del 21 % ya que la anterior cosecha fue de 10,3 millones de toneladas.

Por su parte, el 23 % de las 4,3 millones de hectáreas implantadas este año, ya se encuentran en madurez fisiológica y otro 40 % en  etapa de llenado de grano.

Los mayores avances en la cosecha se dieron en el NOA y NEA, con rendimientos que se ubicaron entre los 9 q/ha y 15 q/ha, mientras que el resto de los lotes implantados con trigo ya se encuentran en madurez fisiológica y serían recolectados en los próximos días.

En el norte de Santa Fe, la trilla progresa, principalmente en las localidades de Reconquista, Avellaneda, Malabrigo y Villa Minetti, con rendimientos levemente superiores a los esperados.

En tanto, en el centro norte de Córdoba arrancó la cosecha de lotes sembrados en fechas tempranas, con productividades que promediaron los 28 q/ha. Y en el centro del área agrícola nacional, el cereal continúa transitando etapas desde grano lechoso hasta principios de madurez fisiológica.

Ya se realizaron aplicaciones preventivas y de control de fungicidas en lotes que se encuentran en llenado de grano, bajo óptimas condiciones de humedad, en la Zona Núcleo Norte. Mientras que en el Núcleo Sur, las elevadas temperaturas registradas durante la última semana podrían impactar sobre el llenado de grano. En paralelo, nuevas precipitaciones registradas sobre el norte de La Pampa y oeste de Buenos Aires, podrían generar pérdidas en el stand de plantas y en el potencial de rendimiento de los lotes de trigo implantados en las localidades más afectadas por las inundaciones. En los núcleos trigueros del sur de Buenos Aires, la condición del cultivo varía de buena a muy buena, con una presión de sanidad normal. Durante la última semana se registraron heladas sobre algunos lotes puntuales que se encontraban en espigazón, pero las pérdidas aun no fueron cuantificadas por los productores locales, según indicó la BCBA. La condición de humedad es adecuada en lotes que se encuentran transitando etapas fenológicas desde encañazón hasta floración.

En la Zona Núcleo, el trigo entra en la recta final con expectativas de rindes promedios por encima de los 35 q/ha, de acuerdo a la Bolsa de Comercio de Rosario. “En el ambiente se percibe un temor por la disminución del rendimiento y la calidad debido a una infestación de fusiariosis, que ya se estaría detectando en algunos cuadros en el centro y sudeste de Santa Fe”, dijeron desde la entidad. La mayoría de los lotes se encuentran en buenas condiciones, a excepción de aquellos que no han sido tratados con fungicidas o que  fueron fumigados tarde, debido a la severa infestación de roya y manchas foliares que ha sufrido  la región. La cosecha comienza a fines de noviembre, principios de diciembre.

Fuente:

Publicidad