15 de noviembre de 2016 14:02 PM
Imprimir

Relación entre inocuidad alimentaria y el deshuesado de carne bovina

El propósito de este artículo es compartir sugerencias y recomendaciones que pueden agregar valor a su negocio al enfocarse en los riesgos de la inocuidad alimentaria y las oportunidades de reducción de costos
Este artículo además ilustra cómo se pueden utilizar los recursos internos en la planta y retar al equipo para incorporar métodos costeables, así asegurando que los productos sean producidos en un ambiente inocuo y sanitario con riesgos mínimos.
Ya sea que se construirá un nuevo establecimiento, se comprará un nuevo equipo o se renovarán líneas existentes, la empresa necesita tener una meta para garantizar un ambiente seguro para los empleados e inocuo para el producto para los consumidores.
El recurso más familiar para la industria cárnica de Estados Unidos son los Principios de Diseño Sanitario y Lista de Verificación del Instituto Norteamericano de la Carne (NAMI, por sus siglas en inglés).
Los principios y las verificaciones incluidos en estas listas fueron hechas contemplando principalmente en plantas para producto totalmente cocido, para asegurar que los patógenos como la Listeria monocytogenes no se albergue en áreas o en equipo del establecimiento que no se pueda limpiar.
Los expertos dentro de la industria trabajaron juntos para ensamblar estos principios y las listas de verificación para brindar a los ingenieros de la industria cárnica las herramientas necesarias para validar equipos y establecimientos antes de construir o comprar, y para que los gerentes operacionales, sanitarios y de calidad revisen el equipo existente y determinen los posibles retos de higiene. Este es un recurso muy recomendable que puede fácilmente ser utilizado por cualquier planta de procesamiento de carne.
Cada planta debe de tener un equipo multifuncional que incluya empleados de diferentes departamentos para desempeñar una junta mensual enfocada en Análisis de Riesgo. Si no tenemos juntas mensuales para enfocarse en el mejoramiento continuo, nunca estaremos escuchando e implementando las soluciones internas. ¡No hay nadie mejor que el equipo interno para entender lo que necesita la planta!
Fuente:

Publicidad