16 de noviembre de 2016 03:47 AM
Imprimir

Rechazan que se prohíba a los buques arrastreros pescar calamar

Las cámaras de la industria pesquera de Mar del Plata exigieron que sea dejada sin efecto “de manera inmediata” una resolución de Consejo Federal Pesquero (CFP) por la se dispuso prohibir que los buques arrastreros continúen dedicándose a la pesca de calamar. La norma, publicada por el organismo el viernes pasado, establece que esa especie […]

Las cámaras de la industria pesquera de Mar del Plata exigieron que sea dejada sin efecto “de manera inmediata” una resolución de Consejo Federal Pesquero (CFP) por la se dispuso prohibir que los buques arrastreros continúen dedicándose a la pesca de calamar.

La norma, publicada por el organismo el viernes pasado, establece que esa especie podrá ser capturada únicamente por buques poteros, muchos de los cuales pertenecen a empresas extranjeras de origen asitático.

Al conocer el contenido de esta controvertida resolución, diversas cámaras de la industria pesquera local le enviaron una enérgica nota al subsecretario de Pesca de la Nación, Tomás Gerpe, reclamándole que la medida sea dejada “inmediatamente sin efecto”.

La nota lleva la firma de las autoridades de la Asociación de Embarcaciones de Pesca Costera, la Cámara de Armadores de Buques Pesqueros de Altura, la Cámara de Frigoríficos de Exportadores de la Pesca, la Cámara de la Industria Pesquera Argentina, el Consejo de Empresas Pesqueras Argentinas y la Unión de Intereses Pesqueros Argentinos.

Las entidades consideraron como “muy grave” que mediante esta resolución el CFP haya “limitado los permisos históricos de pesca que dieron origen a la flota arrastrera, impidiéndole pescar el calamar como especie objetivo”.

Las cámaras plantearon argumentos sobre por qué consideran que la medida no respeta antecedentes jurídicos y a la vez, advirtieron que su aplicación no sólo causará graves perjuicios en la actividad extractiva e industrial de Mar del Plata.

“No podemos dejar de manifestar el asombro que provocó esta acción de gobierno que en la práctica restringe la disponibilidad de materia prima para todo el mercado interno“, advirtieron.

En este sentido explicaron que prohibirle a la flota arrastrera capturar calamar afectará a una “gran cadena productiva de reprocesamiento en tierra” desabasteciendo al país de productos derivados del calamar como “anillas, tubos tentáculos o rabas“.

Fuentes consultadas por LA CAPITAL precisaron que la flota arrastrera capturó en 2015 unas 10 mil toneladas de esta especie, produciendo una materia prima completamente diferente a la obtenida por los poteros.

“Los arrastreros capturan la mayoría del recurso fresco que se reprocesa en tierra y que abastece al mercado interno. En cambio los poteros, la mayoría de los cuales son de origen Chino, procesan y congelan a bordo para exportar. Esta medida tendrá como resultado que para comer rabas, desde ahora los argentinos se las vamos a tener que comprar a los chinos”, advirtió un dirigente del sector.

“Con un gran nivel de asombro les estamos reclamando a las autoridades que esta resolución de derogue”, remarcó.

Fuente:

Publicidad