17 de noviembre de 2016 10:40 AM
Imprimir

Los consumos internos de carne de cerdo incentivan la producción porcina en Latinoamérica

La mayoría de los países de Latinoamérica se encuentran con un débil crecimiento en su economía, sin embargo, los mercados porcinos muestran lo contrario ya que el impulso del consumo interno de carne de cerdo y el encarecimiento de la carne de res, ha hecho que las industrias porcinas crezcan en tamaño.

Chile es el país que posee el mayor consumo en la región, el cual es cercano a los 25 kg per cápita, después le siguen Brasil, Uruguay y Argentina, con 15 kg per cápita aproximadamente.

Uruguay, el país que posee el índice de vacas por persona más alto del mundo (3,5 vacas/persona), ha experimentado un gran crecimiento en el consumo de carne de cerdo, sin embargo este aumento ha sido abastecido por carne de cerdo importada principalmente de Brasil y los productores de cerdo nacionales no pueden competir con los precios de importación, así por ejemplo en 2014 se consumieron 50.000 toneladas de carne de cerdo, de las cuales 18.000 fueron producidas en el país (la producción de unas 7000 cerdas tecnificadas).

Por lo que respecta a América Central, y según informaciones oficiales, Costa Rica es el país que consume la mayor cantidad de carne de cerdo, con 14 kgper cápita durante el 2015, una cifra que aumentó un 16% respecto al consumo del año anterior, le sigue Guatemala con 7 kg, Honduras con 4 kg y Nicaragua con 2 kgper cápita. Sin duda Centroamérica experimentará un crecimiento notable en su cadena agroalimentaria durante los próximos años, por lo que fortalecer a sus industrias a través de la transferencia tecnológica y asociacionismo será clave para fortalecer a sus empresas y apoyar la generación de nuevas empresas porcinas. “Es preciso mencionar que en esta región del continente habitan casi 50 millones de personas, por lo que el aumento de 1 kg de carne cerdo en el consumo, representa la producción anual de 20.000 cerdas tecnificadas”.

Ecuador, un país con 15,7 millones de habitantes y aproximadamente 50.000 cerdas, lucha cada día con el contrabando de cerdos en las fronteras de Perú y Colombia. Los altos precios que existen en el mercado interno, han provocado que las personas se las ingenien para internar de manera informal cerdos y derivados de su carne. Muchos productores porcinos se han visto arruinados por estas prácticas informales y han tenido que dejar el negocio. Aún así las cifras de consumo interno en el país incentivan a que empresas que conocen el negocio tengan planes de expansión e inviertan en mayor tecnología.

En Bolivia la producción de cerdos se incrementa, así también su consumo interno.El principal limitante de la expansiónen este país es la falta del cereal amarillo para la alimentación del cerdo. Es por ello que productores de cerdos y aves tuvieron que unirse para hacer una compra masiva de maíz en Argentina y de esa forma abastecer sus fábricas de balanceado hasta febrero del próximo año. Actualmente en Bolivia se producen alrededor de 40.000 cerdos mensuales, que proceden de unas 20.000 cerdas.

Un país que mira el futuro con optimismo es México. Actualmente el país del tequila goza de muy buenos precios del cerdo (gráfico 1) y las proyecciones de crecimiento son muy favorables.Actualmente México posee un inventario de 800.000 cerdas aproximadamente y algunas empresas han sido habilitadas para exportar carne de cerdo a mercados internacionales.El país ha visto un importante aumento de las exportaciones de carne, de manera que la oferta interna de porcino no es suficiente para satisfacer la demanda total y es por ello que México se ha convertido en uno de los mayores importadores de carne de cerdo del mundo.Sus principales abastecedores son Estados Unidos y Canadá y hace muy pocos meses se ha adherido España como proveedor de carne de cerdo y derivados. La gran debilidad de México para posicionarse como potencia productora de cerdo es su deficiencia en la producción de cereales y oleaginosa, aunque tiene como vecino a Estados Unidos, una potencia productora de materias primas para la alimentación

Fuente:

Publicidad