19 de noviembre de 2016 08:09 AM
Imprimir

“España ha dado un paso definitivo en el consumo de uva sin semillas”

Pese a que la campaña de uva blanca sin semillas suele alargarse en Alicante hasta noviembre, este año ha terminado un mes antes por las importantes mermas que ha dejado la enfermedad del oídio –entre un 25 y 30%– y la escasez de uva sin semilla en Murcia. Por otra parte, este ha sido uno […]

Pese a que la campaña de uva blanca sin semillas suele alargarse en Alicante hasta noviembre, este año ha terminado un mes antes por las importantes mermas que ha dejado la enfermedad del oídio –entre un 25 y 30%– y la escasez de uva sin semilla en Murcia. Por otra parte, este ha sido uno de los años más secos que se recuerda y los costes de producción se encarecen mucho, porque hay que regar el doble.

“Está siendo un mercado complicado para la uva blanca sin semilla, ya que apenas llega producto de Brasil por sus problemas con las lluvias, por lo que los precios están por las nubes. Sudáfrica todavía no llegará hasta la semana 48-49, pero cuando llegue cambiará la situación porque se espera una gran producción”, afirma Miriam Cutillas, responsable de marketing de Uvasdoce. “En estos momentos, estamos trabajando con uvas Crimson de producción propia a la vez que importamos uvas sin semillas de Perú, Brasil e Italia”, añade.


La  campaña se ha caracterizado por unos meses de julio y agosto con baja demanda y unos meses de septiembre y octubre en los que el consumo no terminaba de arrancar, entre otras cosas por la competencia de la fruta de hueso hasta finales de verano, aunque todavía falta por ver cómo se desarrollará la campaña de Navidad y Nochevieja, la más importante para esta empresa alicantina

Primera empresa del sector que apostó por el marketing
Uvasdoce tiene sus orígenes en los años 70, fundada por Alfredo Miralles, que fundó Frutas La Ballena, la misma marca con la que comercializaron hasta 2014 y que ahora volverán a recuperar para 2017. En 2000 decidieron crear la empresa con el nombre Uvasdoce apostando por la tradición de la Nochevieja, a la vez que empezaron a exportar. “En 2009 nos dimos cuenta de que La Ballena no funcionaba en el extranjero y que el nombre de la empresa, Uvasdoce, tenía más pegada, por lo que creamos esta marca y nos convertimos en una de las primeras empresas del sector en desarrollar estrategias de marketing”, cuenta Miriam Cutillas.

Uvasdoce destina en un 50% su producción al mercado nacional, a la vez que se enfoca principalmente en destinos de exportación como Reino Unido, Francia, Sudáfrica, Italia, Escandinavia y Suiza. “Este año hemos empezado a trabajar fuertemente con Sudáfrica y Suiza, donde esperamos crecer más en el futuro”.

“Cada vez compramos menos uvas de otros productores porque queremos depender de nosotros mismos en la medida de lo posible con tal de que nuestra calidad sea homogénea, intentando que nuestras plantaciones estén lo más cercanas posible a la central de envasado. Para ello hemos recuperado fincas que utilizábamos para uva hace muchos años y que en su momento compraron agencias inmobiliarias en la época del boom de la construcción. Veremos si en un futuro podemos producir en Chile y Sudáfrica, ya que sería muy interesante para cubrir la contraestación y controlar mejor los precios y la calidad”.

España da un paso definitivo en el consumo de uva sin semillas
“Podríamos decir que este año se ha notado más que nunca que España está dando un paso firme hacia las variedades sin semillas, ya que en contraestación hemos traído mucha más uva sin semilla que con semilla”, afirma la experta. “Si el diferencial de precio entre las uvas sin semillas y con semillas no fuera tan elevado en España, estaríamos hablando ya de un consumo de sin semillas muy superior. Reino Unido ya no consume nada de uvas con semillas”, señala.

Al principio, de acuerdo con Miriam Cutillas, las variedades sin semillas tenían el inconveniente del calibre y que desgranaban mucho, pero ahora no solo está corregido esto, sino que la innovación varietal es tal que en solo 3 años una variedad se queda casi anticuada. “Tenemos la suerte de poder contar con cuatro de los mayores programas de variedades de uvas del mundo, algo complicado, dado que siempre escogen trabajar con empresas más grandes que la nuestra. Esta campaña ha entrado en producción una finca nueva con 4 nuevas variedades y el año que viene esperamos otras 5 variedades nuevas de otra finca que entrará por primera vez en producción”.

“La uva es un producto que, increíblemente, sigue demandándose cada día en todo el mundo a pesar de la cada vez mayor competencia de otros productos disponibles en el mercado. Tal vez el negocio de la uva sin semilla era más rentable en el pasado, por el hecho de que había menos oferta; no obstante, las uvas sin semillas están haciendo que cada vez se consuma más uva, sobre todo entre los niños”.

“No entendemos las guerras de precios para Nochevieja. ¡No hay uvas!”
Según explica Miriam Cutillas, durante las celebraciones de Nochevieja, el precio no es un limitante a la hora de comprar uvas para los consumidores, por lo que cada vez se consume mucha más uva sin semillas, teniendo en cuenta que la diferencia de precio es de entre 30 y 40 céntimos por el pack de 12 uvas, ya que son de importación.

“Asombrosamente, cada año tienen lugar auténticas guerras de precios entre los supermercados españoles, sobre todo para la uva nacional Aledo, usada como producto reclamo. Es algo que no entendemos teniendo en cuenta que es un producto que escasea en esas fechas. No creo que las amas de casa decidan sus compras en un supermercado por el precio de las uvas de Nochevieja, tratándose de una compra imprescindible al precio que sea. Estas guerras de precios entre supermercados están provocando el abandono de esta variedad por parte de muchos agricultores en favor de otras variedades. Si no cambian estas prácticas, terminará por perderse completamente y dependeremos solamente de la importación”.

Este año habrá un 30% menos de Aledo, ya que apenas ha llovido en todo el año y la lluvia ha caído en el peor momento. “Llovió durante 4 días seguidos e hizo muchísimo calor. Habrá un 35% menos de uvas Aledo por la afectación de lluvias y, en general, costará encontrar uva de buena calidad, ya que la campaña de esta variedad se ha adelantado unas dos semanas, lo que ocasionará graves problemas en el mercado”.

Fuente:

Publicidad