22 de noviembre de 2016 01:50 AM
Imprimir

Si el Consejo no deroga o modifica la Resolución 14/16, el tema podría judicializarse

La idea circula en ámbitos empresarios como una alternativa ante la exclusión de los arrastreros de la pesca del calamar. Capitanes también rechaza la norma.

En las cámaras empresarias de Mar del Plata confían en que el Consejo Federal Pesquero reconocerá el error que significó haber excluido a los buques arrastreros de la pesca objetivo del calamar mediante la Resolución 14/16.

Tras las críticas expresadas públicamente y mediante una nota dirigida al subsecretario de Pesca de la Nación, Tomás Gerpe, esperan que el cuerpo derogue o en cualquier caso modifique la norma; de lo contrario, la problemática podría trasladarse a la Justifica.

“Si no hay cambios, el tema terminará judicializado”, advirtió uno de los abogados que asesora a las empresas. El letrado entiende que la 14/16 contiene errores de forma graves y carece de sustento.

“La flota arrastrera cuenta con permisos históricos para pescar calamar que no pueden ser eliminados de esta forma. No tienen argumentos para sostener semejante disparate”, sostuvo ante la consulta de Pescare.com.ar

Otro cuestionamiento que pesa sobre la decisión es su arbitrariedad. Los armadores locales hubieran preferido que el tema se discuta en la Comisión de Seguimiento de Calamar. “Nos sorprendió que nadie nos consultara nada”, repiten.

Ahora, esperan algún cambio de dirección en lo inmediato. El Consejo tenía previsto reunirse el pasado miércoles y jueves, pero los encuentros fueron suspendidos. Se estima que los llevará adelante esta semana.

 

“Fomenta el descarte”

Otra crítica hacia la Resolución 14/16 partió de la Asociación Argentina de Capitanes, Pilotos y Patrones de Pesca. Desde el gremio entienden que el límite de pesca incidental admitido (20 por ciento) fomenta el descarte.

Ocurre que en distintas épocas del año el illex coincide en su distribución geográfica con la merluza y es imposible no pescarlo. “La resolución obliga a los buques arrastreros a desperdiciar el calamar”, advirtió el secretario general de Capitanes, Jorge Frías.

Luego, el dirigente agregó: “Manifestamos nuestra oposición absoluta. La norma es inconsulta, tendenciosa y fomenta el descarte. Pediremos formalmente que se revea”.

En lo que va de 2016, una temporada de bajo rendimientos generales para el calamar, los fresqueros llevan descargadas 1.925 toneladas; los congeladores arrastreros, 1.739; mientras que los costeros, 223 toneladas, de acuerdo a datos oficiales

Fuente:

Publicidad