23 de noviembre de 2016 09:36 AM
Imprimir

Dirigente advirtió que actividad frutihortícola está en baja y se necesitan políticas públicas

El presidente de la Cámara Argentina de la Actividad Frutihortícola (CAAF), Guillermo Gómez Baiardi, aseguró hoy que el sector está “en baja”, por lo que buscan mercados y la interacción público-privada, además de quejarse por la presión fiscal. “La actividad está baja, la verdad es que está bastante quedada, no hay un movimiento tan fluido […]

El presidente de la Cámara Argentina de la Actividad Frutihortícola (CAAF), Guillermo Gómez Baiardi, aseguró hoy que el sector está “en baja”, por lo que buscan mercados y la interacción público-privada, además de quejarse por la presión fiscal.

“La actividad está baja, la verdad es que está bastante quedada, no hay un movimiento tan fluido como hace un tiempo, esperemos que repunte con la temporada, los mercados (regionales, de localidades) tienen poco movimiento”, dijo a NA.

Expresó que en el Mercado Central “hay poco movimiento” de frutas y productos de horticultura: “Nosotros como cámara estamos más en la parte institucional y lo que queremos hacer es coordinar los mercados (concentradores y de venta local) es interactuar”.

“Queremos hacer un relevamiento entre los operadores de los mercados para tener un conocimiento más pleno de lo que es la actividad, conseguir la trazabilidad para eso estamos trabajando bastante intensamente con el Senasa y la Afip, para hacer un censo”, manifestó.

Aclaró que con ese “censo” intentarán “poder lograr la trazabilidad de todos los productos y que todos estemos más tranquilos y organizados”.

“A partir de ese censo y de ese relevamiento, se pueden aplicar políticas públicas, sino no se puede, porque es no saber dónde estamos parados”, añadió.

Gómez Baiardi aseguró a Noticias Argentinas que “estadísticas” de frutihorticultura “hay poco o nada, lo que hay es un simil relevamiento de los mercados, pero nada se sabe de los operadores (los que venden y compran en los mercados) en sí y estamos tratando de armar un planiferio de ellos”.

El presidente de la Cámara también confirmó que “la base de datos de productores frutihortícolas es bastante informal y no está completa”.

Aclaró que las conflictivas peras y manzanas del Alto Valle patagónico de Río Negro y Neuquén “no están baratas, están caras, no están competitivas al menos a nivel nacional, se importa mucha manzana de Chile, kiwi de Europa”.

“Se piensa importar manzana de Europa, algo absolutamente ilógico y en teoría no tendría que ser más barata la manzana traída de Italia que la que sale del Alto Valle”, consignó.

Al referirse a “los costos”, advirtió que “son altísimos, no sé si tanto de la producción porque acá nosotros enfocamos el tema contra los productores o contra los intermediarios, pero la verdad es que la presión fiscal es muchísima y entonces el Estado es un socio que no trabaja y en un alto porcentaje”.

“En la cadena impositiva desde el origen hasta la venta al consumidor final, la presión fiscal es muy alta, entonces el sector deja de ser competitivo. El tema impositivo lo maneja el Congreso, es complicado cambiar”, precisó a NA.

Para el dirigente es “muy complejo formar un precio, porque no es solamente la presión impositiva, no es sólo el costo del productor, la capacitación, es una cuestión bastante más integral”.

Consideró que “el Estado debería estar más presente en políticas profundas, de base, como para hacer que un productor del Alto Valle llegue a Buenos Aires de manera competitiva”.

Además planteó la posibilidad de que “todo deje de pasar por Buenos Aires” y “por qué no se hace Alto Valle-Formosa, por ejemplo con los productos, o se interactúa el Norte con lo producido en el Sur”.

Se quejó por los “costos extras” y los “intermediarios” que aparecen por “pasar todo a través de Buenos Aires”, con “incremento de precios y de fletes que hacen perder la competitividad”.

Fuente:

Publicidad