26 de noviembre de 2016 11:27 AM
Imprimir

Ricardo Yapur: “Cuando viajás y hacés negocios no te traés sólo el cheque, sino las ideas”

El CEO de Rizobacter cree que con la venta a Bioceres vendrá una etapa de fuerte expansión en la empresa

Ni aún con la mayor confianza, fe y optimismo, cuando a principios de los años ochenta Ricardo Yapur renunciaba a la cooperativa de Arroyo Dulce para asociarse a una empresa que producía inoculantes en el garaje de una casa de Pergamino podía haber imaginado al Rizobacter de hoy. En aquel tiempo la empresa conformada por Miguel Harman, el fundador, y sus socios Carlos Diggs, Jorge Mac Mullen, Enrique Ripoll y Ricardo Yapur tenía como única empleada a una secretaria. Hoy tiene 438 empleados y apunta este año a facturar 112 millones de dólares. A un mes de la compra de Bioceres del 50,01% de las acciones de Rizobacter en una operación que superaría los 100 millones de dólares, Ricardo Yapur que mantiene su responsabilidad como CEO de la empresa, cree que tendrán una fuerte sinergia con Bioceres

Ustedes crecieron, pero también tuvieron años malos. ¿Cuál fue el peor?

Ricardo Yapur
Ricardo Yapur.

-¿Y el mejor año?

-Los de la salida de la convertibilidad fueron de un crecimiento muy fuerte. Además de los buenos precios nos encontró muy consolidados con alianzas con empresas internacionales. El 2011 también fue muy bueno.

 

-¿La operación con Bioceres significa una refundación de Rizobacter?

-Un concepto que repite para ejemplificar su estilo de gestión es que le gusta llevar la empresa cerca del pie. ¿Lo puede explicar?

-Siempre digo que quiero ser el jugador con la camiseta número 5, el que lleva la pelota pisada. Esto significa que quiero saber de todo lo que está pasando en la empresa en forma actualizada. Cuando la pelota se te escapa es inevitable que comiencen a pasar cosas desde lo económico, financiero, productivo. A mí me gusta tomar decisiones con conocimiento, me gusta saber en forma personal cuánto se cobró y facturó y cuáles son las tecnologías que se están desarrollando mejor, por más que tengo gente muy buena.

¿Cuál es su mejor virtud empresaria?

-Creo que no soy inteligente, pero sí muy constante, muy trabajador. Le meto muchas horas, doce horas mínimo al trabajo. Y en esas horas estoy concentrado, no ando paveando. Además soy perseverante, no soy de andar dando volantazos todos los días. Lo aprendido vale.

-¿Y la mejor virtud de Rizobacter?

-Creo que nuestra clave fue la agilidad y velocidad para tomar decisiones y para implementarlas.Yo me peleo todos los santos días con los procesos y no es que no los quiera, son fundamentales, al punto que la venta de la empresa se puede realizar porque tenemos procesos. Te dan seriedad y credibilidad pero creo no te pueden trabar el negocio.

-¿La agilidad que no tienen las multinacionales?

-Así es, como no hay dueños presentes las multinacionales tienen procesos de control que hacen más lenta la gestión. Todo es más complicado.

¿La exportación de sus productos termina siendo un buen negocio?

-Cuando viajás y hacés negocios no solo te traés el cheque sino ideas y la apertura mental que te da viajar. Ves estructuras comerciales y productivas que son muy útiles para aplicar. Además exportar nos da estabilidad a la facturación de la empresa.

Fuente:

Publicidad