26 de noviembre de 2016 11:37 AM
Imprimir

Soja: contraste entre las subas de Chicago y las bajas en Rosario

Mientras en el exterior la oleaginosa se incrementó en US$ 4,3 por tonelada, con un ajuste de US$ 383,4 para la posición enero, en el mercado local la oleaginosa bajó $ 30

Pese a la rueda reducida en operaciones tras el feriado del Día de Acción de Gracias en los Estados Unidos, la soja cerró en alza ayer en el mercado de Chicago. Alentados por los datos favorables de exportaciones, mayores a los esperados por el mercado, los futuros de la oleaginosa se incrementaron en poco más de cuatro dólares por tonelada respecto del cierre del miércoles pasado.

La suba que tuvo la soja en el principal mercado de granos de Estados Unidos no se replicó en la zona de Rosario, donde la oleaginosa tuvo pérdidas en sus valores disponibles por el escaso interés de los compradores.

 

En Chicago, la soja cerró en US$ 383,4 por tonelada en la posición enero. A su vez, la posición marzo 2017 tuvo un ajuste de 387,5 dólares, mientras que la posición mayo cerró en US$ 389,6.

Aunque las cotizaciones locales se mostraron a la baja (los valores ofrecidos en la zona de Rosario rondaron los $4050, 30 pesos menos que en la jornada anterior) los analistas comienzan a prestarle atención a la situación del clima, debido a la falta de lluvias que comienza a notarse en varias zonas productoras de la región pampeana.

“Está claro que el clima en Argentina por estos días aún no es un tema con impacto en las cotizaciones, pero no caben dudas que las lluvias anunciadas para el fin de semana son claves, en caso que no se produzcan”, dijo Adrián Seltzer, analista del mercado de granos.

En caso de que no lleguen las lluvias, añadió, “nuestras pampas sí pasarán a formar parte de los comentarios diarios del mercado ya que hay algunos lotes de soja de primera que debieron quedar sin sembrar; por ejemplo, en Entre Ríos”.

Pese al avance de la trilla de granos finos, no todos los productores pudieron progresar con las siembras de soja de segunda o maíces tardíos “justamente por no tener las condiciones para hacerlo”, dijo Seltzer.

“Además, a lo largo de la semana, productores del centro y norte de Córdoba ya hacían referencia a los reflejos de un leve stress en los cultivos ya implantados, fundamentalmente en maíz”, explicó.

El retraso en la siembra de soja fue advertido por la Bolsa de Cereales de Buenos Aires que reportó una demora retraso de 9,5 puntos porcentuales respecto del año pasado.

Más allá de las contingencias de la Argentina, que todavía no entraron en el radar de los operadores de Chicago, volvió a sorprender el peso de la demanda de soja. El Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, en sus siglas en inglés) informó ventas de exportación semanales por 1,8 millones de toneladas, por encima de las expectativas del mercado, que calculaba entre 1,2 y 1,5 millones de toneladas.

En el mercado local, según informó la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) “los valores abiertos descendieron a $4050 la tonelada sin descarga, ofrecido por las fábricas en Timbúes, Puerto Gral. San Martín y San Lorenzo”.

En el Mercado a Término de Buenos Aires (Matba) la soja tuvo un ajuste de 270 dólares por tonelada con una baja de un dólar.

En tanto, los futuros del maíz cerraron en baja en el mercado de Chicago, influidos por la caída del precio del petróleo y la cosecha récord estadounidense. La posición marzo cerró en US$ 141,04 por tonelada, con una baja de US$ 0,4 . A su vez, la posición mayo tuvo un ajuste de US$ 143,79, US$ 0,1 menos que la anterior jornada de operaciones.

En el Matba, la posición abril de maíz tuvo una cotización de US$ 148,5 con una baja de US$ 0,3 .

El trigo también experimentó una baja en el mercado de Chicago. La posición diciembre cerró en US$ 145,4, casi dos dólares menos que el ajuste del miércoles pasado.

Sin embargo, en el mercado local hubo un buen nivel de operaciones, según informó la BCR. La exportación ofreció en San Lorenzo 150 dólares por tonelada con condición grado 2. En Timbúes los exportadores ofrecieron $2400 pesos por tonelada en el comienzo de la rueda. Luego, las ofertas descendieron a $23500 por tonelada.

 

 

De los excesos hídricos a la falta de lluvia

Tras las lluvias de octubre que afectaron al norte bonaerense, el sur de Córdoba y el norte de La Pampa otras regiones agrícolas están experimentando la falta de precipitaciones.

“En lo que va de noviembre, las lluvias son inferiores a la media en Buenos Aires, La Pampa y una gran proporción de la provincia de Córdoba”, dijo Joaquín Lascombes, asesor en tecnología satelital y sensores remotos.

Además de las áreas con exceso de agua los mapas del servicio meteorológico muestran las anomalías en las precipitaciones. Esos mapas “muestra zonas mucho más secas que lo normal (sudoeste-sudeste de Buenos Aires, Entre Ríos, centro-sur de Santa Fe)”, añadió.

Fuente:

Publicidad