26 de noviembre de 2016 11:56 AM
Imprimir

“Uruguay se enorgullece de ser el único país que regula la conservación de suelos”

La selección de un grupo de marcadores moleculares, entre 640.000 posibles, para tres razas compuestas permitiría mejorar la selección genética de reproductores, con menos costos.

“Mientras el 50% de los suelos del mundo se erosiona, Uruguay se enorgullece de ser el único país que regula la conservación de los suelos”, expresó el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, ingeniero agrónomo Tabaré Aguerre, al resumir el rol de la delegación que concurrió a la COP 22 de Marruecos para discutir acerca del calentamiento global.
Uruguay es reconocido como un país que transformó la matriz energética “e implementó leyes para proteger bosques nativos, forestación y conservación de suelos para reducir la emisión de gases de efecto invernadero, además de ser proveedor confiable de alimentos”, señaló el secretario de Estado.
Y recordó: “nos unimos temprano a esta iniciativa porque está totalmente alineada con las políticas diseñadas a partir de 2010 para mantener el carbono del suelo en su lugar original: el suelo”.
Aguerre indicó que el 80% de las emisiones de efecto invernadero en Uruguay se genera a partir de la producción agrícola; “por lo tanto en la definición de políticas públicas de nuestro ministerio establecimos la adaptación al cambio climático como un tema central”. A nivel mundial, el 80% de las emisiones de gases de efecto invernadero es consecuencia de la quema de fuentes fósiles para generar energía. El ministro participó en la Cumbre de Marrakech, en el marco de la Conferencia de las Naciones Unidas para el Cambio Climático (COP22) que se efectuó la semana pasada en la capital de Marruecos, misión liderada por la ministra de Vivienda, Eneida de León, junto a autoridades del Ministerio de Relaciones Exteriores.
El objetivo del evento fue promover el debate sobre el papel de la agricultura en la seguridad alimentaria mundial y afrontar la amenaza del calentamiento global por causa de la emisión de gases de efecto invernadero. Insistió en que, como país exportador de alimentos, Uruguay debe tomar la oportunidad de alimentar a más personas para contribuir a la seguridad alimentaria global, actividad que debe complementarse con la sostenibilidad ambiental y la inclusión social.
Además Aguerre afirmó que Uruguay es “muy reconocido a nivel mundial” por implementar políticas de conservación de suelo para prevenir la erosión y mantener la materia orgánica, preservar los pastizales naturales y fomentar los bosques nativos a través de la ley forestal, que posibilitó aumentar en un millón de hectáreas la forestación.
De igual modo, valoró las políticas relacionadas con el almacenamiento y la gestión del agua, que incluyen el riego, el desarrollo de alertas tempranas y seguros climáticos, “La intensificación sostenible es el camino para lograr un incremento de la productividad, al tiempo que se consideran múltiples objetivos ambientales y sociales, lo que supone encontrar la trayectoria para alcanzar niveles más altos de productividad con una menor intensidad de emisiones de gases de efecto invernadero. Es lo que llamamos la situación ‘ganar-ganar-ganar’: sistemas más resilientes con mayor capacidad de adaptación, mayor productividad y con menores emisiones en términos de intensidad”.

Fuente:

Publicidad