27 de noviembre de 2016 14:33 PM
Imprimir

Siembra y cosecha, a todo vapor

En la la semana previa al informe SEA del 22 de noviembre se registraron condiciones de estabilidad climática. “Fue muy favorable, permitiendo a los productores la concreción y aumento del ritmo de las tres actividades que venían realizándose, marcando incesantes movimientos de equipos".

El último reporte del Sistema de Estimaciones Agrícolas de la Bolsa de Comercio de Santa Fe, donde se reportan relevamientos hasta el 22 de noviembre, indicó esta semana que tanto la siembra de soja como la cosecha de trigo están “a pleno” en los departamentos monitoreados (desde San Martín y San Jerónimo hasta el externo norte de la provincia).

Esta situación ambiental “fue muy favorable, permitiendo a los productores la concreción y aumento del ritmo de las tres actividades que venían realizándose, marcando incesantes movimientos de equipos de trabajos: siembra en los departamentos del centro-sur (San Jerónimo, San Martín, Castellanos, Las Colonias, La Capital y parte sur de San Justo); cosecha en los departamentos del norte (Nueve de Julio, Vera y General Obligado) y en algunos departamentos del centro (San Cristóbal, San Javier, San Justo, Castellanos, Las Colonias y La Capital); y aplicaciones para el control de malezas, en gran parte de los departamentos”, detalló el parte.

Buenos promedios

En cuanto al trigo, se destaca que continuó a ritmo sostenido el proceso de cosecha en los departamentos del norte del área de estudio, llegando el 70 % de avance. Se mantuvieron los rendimientos máximos que fluctuaron entre 25.3 qq/ha (algunos lotes puntuales de 40 qq/ha) y los mínimos entre 16 18 qq/ha, con un promedio para el área de 25 a 26 qq/ha, marcándose una característica en cuanto a la calidad del trigo obtenido. En el departamento Nueve de Julio la calidad es buena, en Vera buena o media, mientras que en General Obligado es buena a regular, con presencia de lotes en los que no se alcanzó el 11 % de proteína.

En los departamentos del centro aumentó la fluidez de equipos y cosechadoras en distintos sectores. Los lotes cosechados fueron en aumento y dicho progreso estuvo regulado por los porcentajes de humedad de grano, que en varios lugares fue superior al 16 %. Los lotes cosechados registraron buenos rindes promedio que fluctuaron entre 28 – 34 qq/ha, con expectativas de ir aumentando a medida que avance la cosecha.

Los cultivares presentaron un estado general de bueno a muy bueno, con lotes puntuales excelentes, en un 80 %, bueno un 15 % y regular un 5 %, atravesando el período de maduración y secado de grano, con una proyección en la estimación de rendimientos promedios superior a 36 qq/ha.

Atraso interanual

La soja de primera, en tanto, se vio beneficiada por condiciones ambientales óptimas, con buenas temperaturas medias diarias y agua útil disponible en la cama de siembra continuó a pleno el proceso de siembra. La buena disponibilidad de herramientas y la capacidad operativa hicieron que dicha actividad tuviera un muy buen ritmo, en particular en los departamentos del sur centro del área de estudio, avanzando hacia los departamentos del norte, donde comenzaría este proceso la próxima semana.

El grado de avance fue del 70 %, representando aproximadamente 630.000 ha, sobre una intención de siembra, similar a la del año anterior, de 900.000 ha. En relación a la campaña 2015/2016, se registra un retraso del 10% en el proceso de siembra.

Por su parte, los maíces de primera presentaron un estado general de bueno a muy bueno, con lotes puntuales excelentes, sin complicaciones ni limitantes, manifestando todo el potencial genético y la tecnología utilizada.

Los cultivares se desarrollaron bajo condiciones ambientales óptimas, y muy buena disponibilidad de agua útil en los suelos, permitiendo buenas germinaciones, estructuras, stand y vigorosas plantas.

Continuaron realizándose nuevas aplicaciones de fertilizantes con nitrógeno en la semana de acuerdo al desarrollo de los cultivos.

El dato

Una bufanda para el arroz

  • La siembra en el área arrocera santafesina está pronta a finalizar, con un avance de 95 % sobre lo proyectado (unas 28.500 hectáreas sobre 30.000).

Sin embargo, las temperaturas inferiores a 14 ºC del fin de semana, modificaron el aspecto general de los cultivos, en especial, las variedades de origen tropical, con clorosis en las hojas nuevas y vainas, que atrasaron el ciclo del arroz.

La resiembra de lotes dañados por el agua y bajas temperaturas fue del orden del 5%. Asimismo continuaron las tareas de control de malezas, aplicaciones de urea y posterior inundación de los lotes.

11_MAPA_SOJA20NOV16.jpg

Fuente:

Publicidad